El Diocesanos no se moverá de Sancti Spíritu

A.S.G.
-

Con independencia de lo que pueda ocurrir con la reforma del Sancti Spíritu, en el Colegios Diocesanos UCAV nunca han contemplado solicitar el Adolfo Suárez en caso de ascenso a Tercera

El Diocesanos no se moverá de Sancti Spíritu - Foto: Diario de Ávila

Pase lo que pase con la posible reforma del Sancti Spíritu, el Colegios Diocesanos UCAV no pedirá jugar la próxima temporada en el Adolfo Suárez en caso de ascenso a Tercera División.Lo tienen muy claro a fecha de hoy en el club colegial, líderes del Grupo A de la Regional de Aficionados y en estos momentos los principales candidatos para conseguir el ascenso a un Grupo VIII en el que, por primera vez en la historia, podrían verse las caras hasta tres equipos abulenses. Siete años después de su creación y debut en la Provincial (2014-2015) el proyecto colegial alcanzaría la Tercera División, su gran objetivo desde su fundación. De conseguir el ascenso la Cebrereña, ahora segunda y con el billete en la mano, sería el año más abulense de la historia en la Tercera.
Y ante el posible ascenso, las suspicacias. Con las victorias y el liderato en manos del equipo de Somoza se desataron los rumores, tan propios de un deporte que siempre tiene su continuación lejos del césped. Y en los ‘mentideros’ cobró fuerza una pregunta y una teoría. Junto al dónde jugaría el Colegios Diocesanos en caso de ascenso ya eran muchos los que daban por asegurada la respuesta.Que pedirían su espacio y protagonismo en el Adolfo Suárez les era claro. Sin embargo la teoría, a la que se le dio cuerpo desde espacios incomprensibles, no pasará de rumor, mucho menos tras conocerse las intenciones de mejorar el Sancti Spíritu. Porque a día de hoy la imagen de la 2016-2017, cuando Real Ávila y un Colegios Diocesanos recién llegado a la Regional compartieron el Adolfo Suárez, no volverá a repetirse. No fue, ni mucho menos, una experiencia agradable.
«Dónde jugar no es algo que nos hayamos parado a hablar, aún queda mucha temporada, pero a día de hoy nuestra idea no es pedir el Adolfo Suárez. Nuestra idea es continuar en el Sancti Spíritu». Las palabras se pueden poner en boca de Alberto Mellado, presidente del CDColegios Diocesanos, en boca de José Alberto Fernández Somoza, entrenador del Diocesanos, y de todos aquellos dentro del club a quienes se les pregunta por una cuestión que, en ciertos sectores, empezaba a ser espinosa.
«No vamos a abrir una guerra con el Real Ávila» tienen muy claro dentro de un club en el que insisten en tratar de poner fin a la idea que desde muchos rincones se sostiene de sus intenciones por competir y ser competencia del Real Ávila.Inclusive, no tienen reparos en reconoce abiertamente que «el Real Ávila es y será el primer club de la ciudad. Es un equipo centenario» señalan desde los colegiales, cuyo entrenador, José Alberto Fernández Somoza, se siente orgulloso de su pasado en el equipo encarnado.
Quedan muchos puntos en juego. No es el ascenso un tema del que quieran hablar aún sin tenerlo seguro.  Aún queda tiempo para preparar la temporada 2020-21. Pero fuera en Regional o en Tercera, con reforma o sin reforma, será en el Sancti Spíritu.
No cabe duda de que las mejoras que están proyectadas aclaran la decisión. Son conscientes de que no es lo mismo albergar partidos de Regional que de Tercera División. Pero más allá de las necesidades que pudiera tener el Diocesanos, las instalaciones del Sancti Spíritu se han quedado pequeñas para todos los partidos que acogen. Un nuevo vestuario, con el que dar servicio a todos los usuarios, una zona de cafetería, solicitada desde hace años, o una cubierta para la grada son algunas de las cuestiones que están ahora sobre la mesa. Queda tiempo para todo ello, pero lo que es seguro es que el Colegios Diocesanos se queda en la que hasta hoy ha sido su casa, el Sancti Spíritu.

 

El convenio de 2016 haría posible la solicitud  

Era el año 2016, el de la llegada de los nuevos propietarios al Real Ávila, la vuelta a Tercera División y el ascenso del Diocesanos a la Regional. No se esperó mucho y una de las primeras acciones que se tomaron fue la firma de un convenio entre el Ayuntamiento y el Real Ávila en el mes de junio para el uso y utilización del Adolfo Suárez con una vigencia de 10 años. Un acuerdo que dejaba abierto, en uno de sus primeros puntos, que el «el Real  Ávila queda obligado durante la vigencia del presente convenio a compartir el uso del Estadio Municipal Adolfo Suárez  con cualquier club deportivo de la ciudad  de Ávila que lo solicite y que participe en competiciones federadas en categoría Regional o Nacional previo acuerdo con el club deportivo solicitante». Fue el punto que permitió que el Diocesanos compartiera el estadio aquella temporada 2016-17 con el Real Ávila. Pero la experiencia no gustó. Un punto, no obstante, que hubiera hecho posible nuevamente un nuevo uso compartido. Solicitud que no se va a producir. De momento, y salvo cambio radical, el Diocesanos no apelará a un convenio que con el paso de los años gusta, cada vez menos, a los propietarios del Real Ávila. Quizás antes de 2026, cuando culmine su vigencia, se redacte otro. Que nadie lo descarte.