Un trayecto lleno de basura y residuos

M. Lumbreras
-

La recogida de basura en Fuentes Claras no llega al embalse por la cantidad de residuos encontrados en el camino

Un trayecto lleno de basura y residuos - Foto: Belén González

Todo el camino lleno de mierda. Así podría resumirse la expedición que, organizada por Cruz Roja Española en Ávila y Decathlon, pretendía limpiar de residuos el embalse de Fuentes Claras. De hecho, tanta basura se encontraron en el camino que en ningún momento llegaron al embalse.
«Habíamos quedado a las 10:30 en el mirador de los Cuatro Postes», explica en conversación telefónica a este periódico Cristina Grande, responsable provincial de Medio Ambiente de Cruz Roja Ávila. Así, en cuanto la gente comenzó a llegar –se ha alcanzado la cifra de 40 voluntarios– se empezó a repartir entre ellos el material de limpieza, aportado por Cruz Roja y Decathlon: bolsas de tela, camisetas de poliéster, fruta ecológica... Sin embargo, en cuanto comenzó la marcha de camino al embalse, bajando por el mirador hasta el puente de madera que cruza sobre el río Adaja, los voluntarios se dieron cuenta de toda la basura que había y de que, quizás, no llegarían al embalse. «No esperábamos encontrar tanto», afirma Grande, que explica que a lo largo de todo el trayecto se encontraron latas de cerveza, botellas de vidrio y, «sobre todo», muchas toallitas de papel, llegando a recoger, finalmente, 520 kilos de basura.
«Hay que concienciar a la gente para que tire los residuos al contenedor», afirma Grande. Es el único camino.


Las más vistas