El Mercado de Abastos te lleva la compra a casa

E.Carretero
-

Aunque algunos puestos ya servían a domicilio antes de esta crisis sanitaria ahora los comerciantes del mercado municipal se han unido para llevar en una única entrega los pedidos de carne, pescado, fruta y pollo de sus clientes

El Mercado de Abastos te lleva la compra a casa - Foto: Isabel García

GALERÍA

El Mercado de Abastos se vuelca con el coronavirus

Aunque circular por la vía pública para adquirir alimentación y productos de primera necesidad está permitido son muchos los ciudadanos, especialmente mayores y enfermos crónicos, que han decidido limitar al máximo sus salidas para reducir el riesgo de contagio. Pensando en esa gente más vulnerable, con la que la enfermedad parece ensañarse, y también en vista de que las ventas en las últimas semanas se han resentido, un grupo de comerciantes del Mercado de Abastos han decidido unir fuerzas para facilitar las compras a aquellos que han decidido quedarse en casa por su especial vulnerabilidad y a la vez alentar las compras en este mercado municipal.
Pescaderías Carrera, las carnicerías Sastre y Eduardo Benito, Frutas Vergara y la pollería Vázquez son los puestos que se han unido para llevar la compra a casa a todas aquellas personas que por la razón que sea prefieren no salir y guardar una cuarentena social más estricta. Así, quienes realicen por teléfono sus pedidos en estos puestos del Mercado de Abastos recibirán la compra a domicilio de una sola vez ya que los comerciantes se pondrán de acuerdo para llevar a cada cliente las compras de carne, pescado, pollo, frutas o verduras realizadas en los diferentes comercios del Mercado.
Además, a la hora de pagar, también todo serán facilidades para los clientes que podrán abonar sus compras con dinero en metálico o si lo prefieren, y lo que ahora es  más aconsejable como medida de protección frente al virus, mediante tarjeta de crédito ya que los comerciantes que lleven los pedidos a domicilio irán también provistos de datáfono, como explica Manuel Carrera, de la pescadería de mismo nombre.
En el Mercado de Abastos, reconocen los comerciantes, las compras se han resentido desde que se decretó el estado de alarma entre otras cosas porque muchos puestos proveían a bares y restaurantes, ahora cerrados, y porque buena parte de sus clientes habituales  eran funcionarios, que han dejado de ir, y personas mayores que viven en el centro y que ahora tienen miedo de salir a la calle. Y es en ellos especialmente en quienes piensan estos comerciantes a la hora de ofrecer este servicio de reparto a domicilio gratuito.
Algunos de estos comercios ya llevaban la compra a casa a sus clientes antes de que el coronavirus llegara para cambiarnos la vida, al menos de momento. Así ocurría por ejemplo con Frutas Vergara  cuyo responsable, Mario Vergara, no tiene problema ahora en llevar también cuando le toque los pedidos de pescado o carne de sus clientes. «Nosotros vamos a venir a trabajar sí o sí, así que cuanta menos gente venga a comprar en persona mejor para evitar riesgos», apunta este pequeño empresario que apunta que con esta iniciativa se pretende  «echar una mano» a los más vulnerables.