1.192 personas, denunciadas por no respetar el confinamiento

D. Casillas
-

A pesar de esa cifra, que suma todos los casos desde la declaración del estado de alarma, la Policía Nacional destaca que «la ciudadanía abulense está siendo ejemplar» a la hora de no salir de casa

1.192 personas, denunciadas por no respetar el confinamiento

Desde que entró en vigor el estado de alarma por el COVID-19, con las severas restricciones a la movilidad que la lucha contra esta pandemia implicaba, en la provincia de Ávila han sido denunciadas 1.192 personas y se ha procedido a la detención de otras catorce, labor que se ha repartido de la siguiente forma en función de los cuerpos de seguridad responsables de llevar a cabo esa tarea:
- Policía Nacional, 118 denuncias y cuatro detenidos.
- Policía Local de Ávila: 92 denuncias y cero detenidos.
- Guardia Civil: 968 denuncias y nueve detenidos.
- Policías locales de otros municipios abulenses: 14 denuncias y un detenido.
capital. A pesar de esas llamadas de atención a quienes se saltan la normativa puesta en marcha a mediados de marzo, la ciudadanía abulense está siendo «ejemplar» a la hora de cumplir con las restrictivas medidas de confinamiento domiciliario impuestas a consecuencia de la declaración del estado de alarma, tanto que las propuestas de sanción que han llevado a cabo hasta el momento las fuerzas y cuerpos de seguridad han sido mínimas, podríamos decir que «anecdóticas», según manifestó ayer el subinspector y portavoz de la Policía Nacional en Ávila José Antonio Coedo.
Durante el pasado fin de semana la Policía Nacional estableció en diferentes puntos de la capital abulense un total de ocho puntos de control en colaboración con la Polícía Local, lugares de vigilancia en los que fueron identificadas 46 personas y chequeados once vehículos por entender que se encontraban en la vía pública sin la adecuada justificación para que las medidas de reducción del riesgo de contagios sean las máximas.
Fruto de esa labor de vigilancia fue la formulación por parte de los agentes de la Policía Nacional de 24 propuestas de sanción por incumplimiento de las medidas del Real Decreto de estado de alarma, multas que, tal y como se ha explicado en varias ocasiones, oscilan entre los 600 y los 30.000 euros, en función de las consecuencias que para el riesgo de la salud pudiese tener esa desobediencia.
Es propuestas de denuncia, explicó Coedo, han tenido su razón de ser en la evidencia de que los ciudadanos requeridos se encontraban deambulando por la calle sin un motivo justificado, en algunos casos para hacer deporte, una situación para la que «suelen ponerse excusas poco elaboradas» y que demuestra «una falta de concienciación del riesgo grave que esas decisiones pueden tener que es la que tratamos de evitar».
En cualquier caso, añadió Coedo, los ciudadanos que son requeridos por incumplir la normativa del confinamiento «son una minoría de los que salen a la calle, ya que la ciudadanía abulense, y eso hay que destacarlo, está teniendo un comportamiento ejemplar en este sentido».
Esa concienciación para quedarse en casa salvo que sea necesario, siguió explicando el portavoz de la Policía Nacional en Ávila, es tanta que «tenemos que felicitar a los ciudadanos abulenses , ponerles un diez, y además agradecerles su colaboración porque, salvo unas contadas excepciones, están cumpliendo al máximo unas medidas duras».
Para ayudar a que esa concienciación siga siendo tan alta, y también para evitar que comience a haber «cualquier tipo de relajación» en el cumplimiento de esa medida, los controles continuarán llevándose a cabo mientras se mantenga el estado de alarma.
También la Dirección General de Tráfico y la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han intensificarán los controles nocturnos que se están realizando en las carreteras, con el fin de que en Semana Santa no se produzcan desplazamientos injustificados aprovechando las horas de madrugada, en las que se cree que la vigilancia es menor.