Cita obligada para los aficionados a los coches

E.Carretero
-

Cerca de 400 vehículos se concentraron en El Tiemblo en un encuentro organizado por el club Street Mafia de Madrid que además de exhibición también incluyó un concurso de cortes en el que los participantes 'presumieron' de motor

Cita obligada para los aficionados a los coches

La travesía principal de El Tiemblo se convirtió este sábado en un museo al aire libre dedicado al motor gracias a la presencia de los cerca de 400 vehículos que acudieron a la llamada del club Street Mafia de Madrid. Un evento para los aficionados al motor en el que ademas de exhibición de vehículos de todo tipo, entre los que se incluían un centenar de motos, también se contó con la participación de ocho Car Audio, vehículos dotados de potentes equipos de música y altavoces que animaron toda la avenida. Pero sin duda el momento más esperado llegó por la tarde con el concurso de cortes donde los vehículos participantes demostraron la potencia de su motor a base de acelerones en parado. Una prueba en la que participaron una decena de vehículos diesel y casi 40 gasolina que demostraron toda la fuerza de su ‘rugido’ ante la atenta mirada del numeroso público congregado en la plaza de toros.
Coches racing, tuning, custom, clásicos y también stance, aquellos con suspensión baja, se dieron cita en este evento que sirvió para que los aficionados al mundo del motor ‘presumieran’ de las mejoras realizadas en sus vehículos y también como lugar de encuentro para quienes comparten esta afición. De hecho, en el evento se dieron cita vehículos llegados no solo desde Madrid, donde tiene su sede el club organizador, sino de otros lugares como Valencia, Toledo o Valladolid, tal y como apuntó Carol Díaz, una de las promotoras de esta iniciativa que, teniendo en cuenta la buena acogida que ha tenido, seguramente volverá a repetirse el próximo año. «En el Ayuntamiento están muy satisfechos y es probable incluso que la próxima edición se celebre durante todo el fin de semana», reconocía una de las organizadoras de este evento gracias al cual este sábado El Tiemblo se convirtió en lugar de visita obligada para los amantes del motor y de los coches con potencia.