La pobreza energética llega a 70 familias abulenses

P.R.
-

Cruz Roja organiza mañana La I Jornada sobre los problemas que arrastran las familias por esta cuestión, organizada conjuntamente con Bankiaen Acción y la Fundación Ávila

La pobreza energética llega a 70 familias abulenses

Un total de 70 familias acudieron el pasado año a Cruz Roja con un problema relacionado con la falta de recursos para el pago del suministro eléctrico, indicó a este periódico Sara Casas, referente de Medio Ambiente de Cruz Roja Nacional. Mañana, precisamente acudirá hasta Ávila para participar en la I Jornada de Pobreza Energética que se  va a desarrollar en esta ciudad. 
 «A estas 70 personas  –indicó Casas– se les atendió, ofreciéndoles un kit de microeficiencia energética y se les ofreció un taller de buenas prácticas ambientales. También les hicieron recomendaciones sobre su factura e informes para que pudieran optar a las ayudas de garantías sociales existentes y que pudieran tomar medidas adecuadas para poder tener un uso eficiente de la energía en su hogar».
Esta jornada celebrada en Ávila cuenta con el apoyo de Bankia en Acción y Fundación Ávila, se va a desarrollar en el Palacio de los Serrano, mañana, día 21 de marzo, a partir de las 19 horas. Participará la directora de Intervención Social de Cruz Roja Española en Ávila, que aportará los datos del proyecto de Pobreza Energética en la provincia de Ávila que fue puesto en marcha por esta institución el pasado año. Sobre este programa también hablará Sara Casas, quien también se referirá al ‘Cambio climático y la huella de carbono’. En el transcurso de esta jornada se explicará la factura eléctrica, y un voluntario de Cruz Roja hablará del trabajo desarrollado en esta institución. Esta jornada persigue «visibilizar este problema de la pobreza energética. Requiere de una visibilización porque hoy en día hay una mayor necesidad de recursos económicos de las familias para hacer frente al pago de los suministros eléctricos», indicó Casas, quien añadió que «queremos dar a conocer que existe este problema y que las consecuencias no solo son no tener recursos para el pago de suministros y poder enfrentarte a posibles cortes de energía. Las personas que lo sufren, tienen problemas de salud, ansiedad, depresiones por pasar frío o calor. Los menores  también sufren problemas de fracaso escolar porque se ha comprobado que en el hogar no se dan las condiciones adecuadas. Nosotros queremos visibilizar este problema, que las familias conozcan que nosotros estamos atendiendo estas situaciones y damos a conocer todos los mecanismos nacionales que existen para que las familias puedan hacer uso de ellos, como es el bono  social». Igualmente se darán  a conocer los resultados obtenidos por Cruz Roja de Ávila con este programa de pobreza energética puesto en marcha el pasado año.  Casas aclaró que cuando trabajan con estas familias «no solo estamos actuando con un cambio de mejora o ahorro en las facturas. Sobre todo lo que se mejora son las condiciones de habitabilidad y confort de los hogares y  se repercute en todo lo comentado: salud, éxito escolar, empleabilidad de las personas, etc».  
La intervención de Cruz Roja ante este problema de la pobreza energética se realiza en tres niveles, indicó Sara Casas: «ayudamos a las familias a entender su factura eléctrica para que adapten su factura al consumo que realmente necesitan (potencias no ajustadas, gastos innecesarios, etc) y ver si tienen acceso o no a las garantías sociales, el bono social eléctrico o térmico» . En el caso de que las familias sean susceptibles de recibir el bono social lo que Cruz roja hace es asesorarles para que sepan como solicitarlo. Puso como ejemplo el caso de las tarifas eléctricas de  discriminación horaria que conllevan un gran ahorro. Entre la población atendida por  Cruz Roja solo lo usaban un 3,5 por ciento de las personas que acudieron a esta institución. El restante 96,5 por ciento desconocían la existencia de estas tarifas. También el 54 por ciento desconocían  la existencia del bono social. «Nosotros trabajamos la información con las familias, las  recomendaciones... Les ayudamos a gestionar eficientemente sus facturas, les llevamos a un taller de buenas prácticas para que sepan cuáles son los puntos que más consumen en sus hogares, cuáles son los electrodomésticos de más consumo general, cómo hacer buen uso de ellos y les facilitamos medidas de microeficiencia. Son unos kits básicos para que los puedan instalar en sus hogares. «También visitamos en el hogar a familias que no son capaces de identificar cuáles son los puntos de riesgo evidente de su hogar y les ayudamos a disminuir estos riesgos».