Casado critica el "cinismo" de Sánchez

Europa Press
-

El líder del PP asegura que "no podría dormir tranquilo si hubiera pactado con Bildu" en alusión a las últimas declaraciones del presidente del Gobierno en funciones

Pablo Casado defiende hoy que él "no podría dormir tranquilo si hubiera pactado con Bildu" y ha añadido que lo demás "es pura impostura y demagogia", en alusión a las últimas declaraciones de Pedro Sánchez. Es más, ha denunciado el "cinismo" de Pedro Sánchez porque gobierna con Podemos en comunidades y ayuntamientos. 
En un acto en Alhaurín el Grande (Málaga), Casado ha respondido de esta forma a la declaraciones de Sánchez en una entrevista en La Sexta, en la que dijo que si hubiera compartido Gobierno con Podemos "no dormiría por la noche". "Qué arrojo, se ha quedado a gusto, no sé si duerme tranquilo o no pero él quería que estuviera Podemos en el gobierno y le ofreció una vicepresidencia y tres ministerios", ha recordado el presidente de los 'populares'. 
En este sentido, ha criticado el "cinismo" Sánchez, ya que, ha indicado, "lo que no puede negar es que está con Podemos en siete comunidades autónomas, en diez capitales y en diez diputaciones", al tiempo que ha lamentado también la "parcialidad en el análisis porque también está con Junts per Cat, los de Torra y Puigdemont, con Esquerra, los de Junqueras y Rufián" en otras instituciones. 
"Yo no podría dormir tranquilo si hubiera pactado con Bildu y no podría mirar a los ojos de la familia de José María Martín Carpena en Málaga después de haber pactado con Bildu, lo demás al final es pura impostura y demagogia", ha manifestado Casado, quien ha dicho que si pactas con ese partido "tienes muy difícil explicar por qué pudiendo dejar gobernar en Navarra a los constitucionalistas decidió hacerlo con los que no reniegan de la violencia etarra".

 

"No merece ser Presidente" 

Casado ha asegurado que el "fracaso" de ir a elecciones "ha descubierto un presidente que no quería gobernar y por tanto no merece ser presidente, que ha disfrutado en funciones y ha preferido alargar esta inestabilidad para ver si saca unos cuantos escaños más". "No puede ser presidente del Gobierno alguien que no sabe pactar", ha aseverado, poniendo como ejemplo, entre otros, al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. 
Ha incidido en que Sánchez y el PSOE "no son un destino inevitable para España", recordando que "llevan más de 30 años sin una mayoría absoluta y nosotros solo ocho". "Si llevan tres décadas sin la confianza mayoritaria para gobernar solos cómo lo pretende con 123 escaños, con esa arrogancia de no me hace falta nadie", ha manifestado. 
Asimismo, ha criticado que rechace cuando quieren darle la investidura Cs o Podemos y que busque que los españoles le dén la mayoría por "agotamiento electoral". A su entender, Sánchez "no tiene un proyecto nacional sino un proyecto personal y no le importa hacer rehenes a los españoles si a él le puede aportar algún rédito en las urnas". 
"Podemos decir que España con Sánchez está condenada a la parálisis, no es un político para la España real, porque invoca la diversidad pero no sabe que hacer con ella, para él la diversidad es que me voten a cambio de nada, despreciar a Podemos y Cs y a los que lideramos su oposición y somos su alternativa", ha aseverado el líder del PP. 
Por eso, se ha preguntado cuál va a ser la alternativa en las próximas elecciones "otra vez Sánchez que ya ha bloqueado el país, otro partido que en algún momento haya podido pensar que era la solución otra vez el PSOE en el Gobierno". "Creo que no", ha dicho, instando a los 'populares' a "pedir la confianza para desbloquear la situación y las cosas más inmediatas". 
Tras asegurar que el PP puede estar satisfecho porque ha hecho "su trabajo", ha recalcado que cuando logran la confianza de los ciudadanos forman gobierno con "proyectos que desbloquean" y "las cosas funcionan".

 

"El PP el partido del progreso"  

En este sentido, ha señalado que el PP sabe crear empleo, cómo revalorizar las pensiones, reducir los niveles de desigualdad y acabar con la pobreza y marginalidad", por lo que ha considerado que es "el partido del progreso". "Pero no como lo intentan vender los socialistas porque para mi progreso es crear empleo, no destruirlo; es formar gobiernos, no bloquearlos; es tener las instituciones al servicio de todos y no en una campaña ya infinita", ha proclamado. 
Casado ha dicho que el PP es "consciente de las dificultades por las que atraviesan los ciudadanos" por lo que ha apostado por "llegar a tiempo". "Ya Sánchez reconoce o ha confesado un enfriamiento de la economía y antes de que se convierta en pulmonía tenemos que empezar a gestionar bien las cuentas públicas, a bajar los impuestos, a crear competitividad, a ayudar a los jóvenes para tener una oportunidad, a las familias para tener una vivienda, a las mujeres para que no se permita ninguna discriminación salarial ni laboral y a los mayores para que puedan llegar a fin de mes", ha incidido.

 

El PP "sale a sumar" 

El líder del PP ha asegurado que su partido sí tiene proyecto nacional al que quieren "sumar a otros, cuantos más mejor, en una agenda de reformas para que los españoles puedan tener empleo, estabilidad y bienestar". 
"Ante las nuevas elecciones que nos ha llevado el PSOE, el PP sale a sumar a todos los que quieran que su país tenga futuro, a los que quieren olvidar la parálisis y la frustración, a los que quieran un cambio fiable y seguro, un proyecto para gobernar con confianza y seriedad, con medidas que mejoren la vida de la gente y volver a recuperar el rumbo", ha asegurado. 
Así, Casado ha lanzado un "rayo de optimismo" para "recibir la confianza de los nuestros, los que siguen, de los que alguna vez confiaron y se fueron, de los que nunca han pensado que el PP pueda ser un proyecto que se parezca a ellos pero que si se paran a pensar se darán cuenta que somos los que mejor les podemos ayudar". 
También ha dicho que el PP se preocupa de los nuevos retos, como la sostenibilidad medioambiental, "y no nos hace falta irnos a Nueva York, como va a hacer Sánchez mañana pagado por todos nuestros impuestos"; de la seguridad "no hacen falta grandes debates sino saber como se gestiona una policía local"; o cuestiones turistas "sin que ningún ministro de Fomento como han dicho hoy intente tumbar la bonificación al transporte a Ceuta, Melilla o islas que el PP aprobó".

 

El PP, "en la centralidad del tablero" 

Casado ha destacado la importancia que tiene Andalucía para España y, tras valorar la gestión que lleva a cabo desde diciembre Juanma Moreno, ha asegurado que si él es presidente del Gobierno hará algo "muy parecido". 
En este punto, ha destacado que el PP "es la fuerza tranquila, centrada y sobre todo la fuerza moderada", asegurado que ser moderado es "tratar al otro con respeto, y ser centrista es hacer política con responsabilidad". 
"Nosotros estamos en la responsabilidad y centralidad del tablero con el que hemos pactado a izquierda y derechas y centralidad porque nuestras ideas pertenecen a la mayoría de los españoles, son las que más se parecen a la España real, las que más pueden conjugar distintas ideologías para un fin común, que es mejorar la vida de las personas que para eso pagan impuestos y, a veces, tienen que votar más veces de las que le gustaría", ha aseverado.