La Gran Marcha por la Discapacidad se impone a la lluvia

M.E
-
La Gran Marcha por la Discapacidad se impone a la lluvia

La actividad que organiza Pronisa partió a las 9 horas del Mercado Chico con unos 1.200 inscritos, la mayoría andarines y algunos ciclistas que desafiaron al domingo lluvioso para completar los casi 20 kilómetros de recorrido

Chubasqueros y paraguas no faltaron en la XXXI Gran Marcha Pronisa por la Discapacidad, una propuesta que este año ha tenido que lidiar con el agua pero que logró imponerse a la desapacible jornada de este 10 de junio en Ávila. Más de 1.200 valientes participantes, la mayoría andarines y algunos ciclistas, se inscribieron en una iniciativa que, un año más, busca dar visibilidad al mundo de la discapacidad y recaudar fondos para el mismo, en esta ocasión para el mundo rural, además del 30 por ciento que se destina a otras asociaciones. Las autoridades no fallaron a la cita y dieron su respaldo a la marcha de Pronisa en la salida. Poco más de una hora después dos jóvenes ciclistas, Adrián y Ramón, llegaban al centro Espíritu Santo. Los primeros a pie fuero un grupo de cuatro corredores de Ecosport, con un tiempo inferior a 1,20 h. Ávila volvió a demostrar su solidaridad, en una de las marchas con peor climatología de los últimos años.