Recurso a la sentencia del accidente de las temporeras

B.M
-

Se alega falta de argumentación por el juez para aplicar las atenuantes de reparación del daño y dilaciones indebidas que dejó la condena en dos años

Recurso a la sentencia del accidente de las temporeras - Foto: David Castro

La Fiscalía recurre la sentencia por el accidente de las temporeras de fresa ocurrido en julio de 2016 y donde la condena a la conductora fue de dos años de cárcel, según se conoció recientemente.
Finalmente, según explica fiscal delegado de Seguridad Vial de Ávila, Óscar Barrios, este martes se presentó el recurso de la Fiscalía porque en la sentencia se aprecian los atenuantes para la acusada de reparación del daño y dilaciones indebidas, que, en su opinión, «el juez no argumenta». En este sentido afirma que no se indica qué reparación es la que se ha llevado a cabo por parte de la acusada (sí de la aseguradora), en el primer caso, ni tampoco cuándo se interrumpió y retomó el proceso en cuanto a las dilaciones indebidas.
Todo esto como atenuantes que han supuesto una «rebaja considerable» de la pena que se queda en dos años de cárcel y que ahora se pide «explicarse y justificarse». Lo que la Fiscalía había pedido en este caso eran tres años y dos meses de prisión para la conductora.
Fue el Juzgado de lo Penal número 1 de Ávila el que emitió la sentencia de la condena de dos años de cárcel a la conductora de un todoterreno que se saltó una señal de stop y colisionó con un camión, provocando la muerte de tres de las nueve ocupantes del vehículo que conducía. En este caso, el juez aprecia «concurrencia de culpa entre la mujer, condenada por tres delitos de homicidio imprudente y varios de lesiones, y el conductor del camión implicado en el suceso, que circulaba a una velocidad superior a la permitida», aunque al conductor no estaba acusado al no haber denuncia de las víctimas una vez que fueron satisfechas las correspondientes indemnizaciones.
El accidente tuvo lugar el 14 de julio de 1016, cuando el todoterreno conducido por la condenaba circulaba por un camino vecinal y al llegar a la intersección con la N-502 no respetó la señal reglamentaria de stop y continúa el camino, sin apercibir el camión, lo que llevó al accidente.