Ávila, un «efecto Erasmus» para los opositores a la Policía

P.R.
-

La ciudad acoge a tres de las más importantes academias de formación que hay en España, Acopol, la academia más antigua, nacida en 1997; Jurispol, recién llegada a Ávila; y Depol, un centro de formación también con años de experiencia

Ávila, un «efecto Erasmus» para los opositores a la Policía

Ávila se ha convertido en la ciudad por excelencia para la preparación de las oposiciones a la Policía Nacional, es el efecto ‘Erasmus Ávila’, como lo califica uno de los responsables de una de las tres academias que hay en esta ciudad para formar a los opositores que aspiran a entrar en este cuerpo policial. El hecho de que se encuentre en esta ciudad la Escuela Nacional de Policía y que esta sea una ciudad tranquila y muy apropiada para el estudio, hace que muchos alumnos la hayan elegido para preparar las oposiciones. De hecho, son varios centenares de jóvenes los que se han desplazado hasta esta ciudad –algunas fuentes señalan que podrían llegar al medio millar en la formación presencial–. De hecho, en esta ciudad se han instalado tres de las más prestigiosas academias de formación que hay en España de estos opositores: Acopol, que es la primera que se instaló en Ávila y también una de las primeras de España que forma opositores al Cuerpo Nacional de Policía y que ofrece únicamente formación presencial a sus alumnos. Otras grandes academias de gran prestigio y que arrastran también un buen número de alumnos bien a través de la formación on line o la presencial son Jurispol y Depol, que tienen otras delegaciones en otras partes de España y que han optado también por abrir en Ávila.
 Academias. Acopol es la primera academia de preparación de opositores del Cuerpo Nacional de Policía que se instaló en esta ciudad. En concreto abrió sus puertas en el año 1997. En esos años, como recuerda José Luis Talavera, el número de opositores era alto y en algunos casos más alto del que es ahora. «Se ofertaban muy pocas plazas, concretamente de Escala Básica se ofrecía poco más de un centenar para toda España. Los resultados que obteníamos aquí eran muy superiores a los que lograban en otros lados. Teníamos un problema de poder asimilar tanto alumno». 
Comenta también que los propietarios de pisos de la zona en la que se asienta esta Academia, en la zona sur de la ciudad, en la Calle Agustín Rodríguez Sahagún, deberían estar agradecidos porque  prácticamente no hay pisos vacíos en ella. Ávila ofrece muchas ventajas a los alumnos para preparar una oposición, reconocía Talavera. «Nosotros vendemos lo que es Ávila. Es una ciudad que a efectos de oposición es la ciudad ideal. Para venir y encerrarte en tu casa y hacer la oposición tiene mucho tirón. Ávila es mucho más barata que Madrid y no tienen que utilizar coches para desplazarse. Lo tienen mucho más fácil que irse a Madrid, que solo una habitación del piso vale tanto como una habitación en Ávila y lo que te costará la academia».
«El año que menos plazas hubo no llegaron a 144 para toda España -prosigue afirmando Talavera-.  En esta convocatoria 24 de nuestros alumnos aprobaron la oposición. La siguiente academia, que estaba en Gijón, no llegaron a 10 los aprobados que tuvieron. Este año en Escala Ejecutiva se han examinado en la prueba de conocimiento se  examinaron algo más de 1.700 y quedaron 252, de cada nueve aprobaba uno. Nosotros hemos tenido 46 aprobados por 41 suspenso». 
La academia Acopol ofrece únicamente formación presencial a los opositores para la Ejecutiva y la Básica. «Los resultados son los que más atraen a los nuevos alumnos», comenta.
La Academia Jurispol es recién llegada a la ciudad. Abrió sus puertas en septiembre del año 2019. Tiene delegaciones en Valencia, Madrid, Madrid Sur, Málaga y Ávila. Según comentó su máximo responsable, Francisco Rius,  preparan a unos 5.000 opositores en toda España, tanto en la formación on line line como en la presencial.
Para Rius la Escuela de Policía de Ávila es un reclamo tanto para los opositores como para las propias academias que se han instalado en la ciudad. También la ciudad ofrece unos alquileres económicos si lo comparamos con otras ciudades. «En Valencia, donde se encuentra nuestra central tengo alumnos que no pueden estar en esta ciudad porque el precio de la habitación no baja de los 200 euros y en Ávila tenemos a alumnos con nosotros que pagan 85 o 90 euros por una habitación. Esto es mucho. De hecho pueden pagar la academia con la diferencia de precio». También destacó el hecho de que la preparación con la climatología y con la altura donde van a realizar las pruebas físicas también anima a alumnos a desplazarse hasta esta ciudad. «Además, nos hemos situado cerca de la Escuela por estrategia de comunicaciones y cercanía con la Escuela», señala Rius.
Comentó que la formación on line también está haciendo mucho daño a Ávila, porque resta alumnos a la formación presencial. «Nosotros estamos muy fuertes en on line. Desde Tenerife marcharte hasta Ávila es complicado. Hoy en día la gente se prepara casi igual en formación on line que en formación presencial». Reconoce Rius que está muy contento con la Academia que han abierto en Ávila, porque desde septiembre ha  experimentado la subida más rápida de alumnos de las cinco sedes de las que dispone esta academia. Esta academia prepara también las oposiciones para entrar en la Guardia Civil y para la Policía en la Escala básica y la Ejecutiva. Reconoce también que el 80 por ciento de los alumnos que tiene en la sede de Ávila son de fuera de la ciudad.
Andrés Ramos González, de Depol, coincide con los responsables de las anteriores academias que eligen Ávila para formarse porque hay una buena propuesta docente en la ciudad. «Yo lo llamo el efecto ‘Erasmus Ávila’. Los chavales en Ávila se mueven en un entorno de oposición, en una atmósfera muy de estudio y de gente en su misma línea, misma edad y mismas inquietudes. Ven la Muralla de cerca y eso les motiva y se mueven en un entorno de opositor». Optan por Ávila y no por otra ciudad por el coste de vida. Vivir en Ávila es más económico que en otras ciudades y especialmente en Madrid, donde hay una propuesta docente más variada. «Ávila es una ciudad más pequeña, más acogedora y con un menor coste de vida».
Sostiene que en su momento eligieron Ávila para ubicar aquí una de las tres sedes de que tienen abiertas en España porque «Ávila es el icono de la Policía. La ciudad tiene una relación directa porque la Escuela Nacional de Policía. Aquí se encuentra y pensamos que aquí debería de estar todo proyecto educativo que se precie». Disponen, además de Ávila, de un centro en Madrid y otro en Cádiz.  «Nosotros presentamos un proyecto muy sólido y no una propuesta puntual», sostenía Ramos, quien defendía que  procedencia de los alumnos que se desplazan hasta Ávila es variada. «El 30-40 por ciento de los alumnos proceden de Ávila el resto de fuera. Proceden de Andalucía, Galicia, de Castilla y León, Extremadura y Cataluña. Los mayores que estuvieron aquí hace años y consiguieron aprobar van abriendo camino hacia otros amigos y familiares». En Ávila forman para la Ejecutiva y la Básica. Formación presencial y on line. En Madrid y Cádiz ofertan también la promoción interna para los que ya están en la  Policía.