Dos puntos perdidos en el último instante

Área 11
-
Dos puntos perdidos en el último instante

1
Briviesca
1
Cebrereña
Finalizado
La Cebrereña, que había encarrilado el partido con un gol de Terleira de penalti, cede el empate ante el Briviesca en el 81' tras un gol de falta

La Cebrereña no traerse el triunfo de su visita al campo del Briviesca, un rival directo en la lucha por la permanencia. Con un 1-1 final acababa un partido que deja las cosas como estaban –con los verdiblancos con dos puntos de renta sobre el conjunto burgalés– y que sabe a poco porque el equipo abulense se adelantó pronto en el luminoso gracias a un penalti transformado por Terleira y porque el empate llegó –minuto 81– cuando ya parecía que los tres puntos viajarían a Cebreros.
Salió mejor la Cebrereña al terreno de juego, ejerciendo algo mas de dominio que su rival sobre el balón y, sobre todo, protagonizando alguna tímida llegada al área contraria. Pero duró poco la alegría inicial y pronto la muralla impuesta por los locales se hizo fuerte en el centro del campo, donde se desarrollaba prácticamente todo el juego. Cierto es que los visitantes tenían más balón e intentaban moverlo, pero apenas conseguían dar tres pases consecutivos y una y otra vez acababa perdiéndolo ante la bien plantada zaga local. El juego se fue endureciendo por momentos. Mientras más buscaba la Cebrereña el camino a la meta contraria, más apretaba la defensa del Briviesca en un encuentro duro. Así las ocasiones claras de gol eran mas bien escasas y los visitantes, aunque dominaban, apenas conseguían crear peligro mas que en jugadas a balón parado.
Hasta que en el minuto 27 una internada de los abulenses la cortaba con falta la defensa local dentro del área. El colegiado no lo dudó y señaló penalti. Terleira fue el encargado de ejecutar la pena máxima, engañando al portero local y adelantando a los visitantes en el luminoso.
No se conformó la Cebrereña con el 0-1 y continuó apretando en busca del gol de la tranquilidad, aunque faltaba el último pase y solo generaban algo de peligro en disparos desde la frontal del área que la zaga local conseguía desbaratar sin excesivos problemas. Menos trabajo tuvo aún Garrosa en el otro área, donde el Briviesca apenas puso los pies antes del descanso.
Ya en la segunda parte la dinámica del encuentro no cambió y la Cebrereña continuó ejerciendo un ligero dominio ante un Briviesca que se mantenía a la defensiva esperando una buena ocasión para salir al contragolpe. Seguían sin llegar tampoco las ocasiones claras, aunque era el conjunto abulense el que mas sensación de peligro generaba con sus internadas por la banda.
Poco a poco el Briviesca, con poco ya que perder, intentó estirar líneas y comenzó a buscar la portería defendida por Garrosa, sobre todo con balones largos colgados al área y en jugadas a balón parado que solventó bien la zaga abulense.
Transcurrían los minutos sin que sucediese nada reseñable, con mucha lucha en el centro del campo y un juego que cada vez se volvía mas bronco. Pero cuando ya parecía que el partido iba a terminar con el 0-1, a falta de diez minutos para el final, el colegiado señalaba una falta a favor de los locales, muy discutida por la Cebrereña. El lanzamiento directo, desde el borde del área, lo ejecutaba Sedinho, que sorprendía a Garrosa y establecía el empate en el luminoso.
De ahí al pitido final el partido fue un quiero y no puedo de ambos equipos, que intentaban anotar el gol de la victoria pero que no consiguieron ni siquiera chutar entre los tres palos en un cumulo de despropósitos, errores y perdidas de balón que hizo que el marcador ya no se moviese.
Al final, punto que sabe a poco a los abulenses y que tendrán que hacer bueno en casa la próxima semana, mientras que el Briviesca sigue hundido en la penúltima posición de la tabla.