El Ayuntamiento reclama a la Junta un millón de euros

L.C.S
-

La Junta de Gobierno aprueba por unanimidad una solicitud formal al gobierno regional para que asuma su responsabilidad respecto a la financiación íntegra de los Servicios Sociales

José Ramón Budiño, portavoz del equipo de Gobierno Municipal de Por Ávila

El Ayuntamiento de Ávila ha enviado a la Junta de Castilla y León y a la Federación Regional de Municipios Provincia una solicitud formal para que el gobierno regional abone 1.105.400,67 euros que adeuda al Consistorio abulense en materia de servicios sociales desde el año 2017. Así lo ha anunciado este jueves el portavoz del equipo de gobierno municipal,José Ramón Budiño, trasladando el acuerdo alcanzado «por unanimidad» en la Junta de Gobierno Local.
Según los datos ofrecidos por el Ayuntamiento de Ávila, de la anualidad del año 2017 la Junta no ha pagado 26.570,72 euros; de la 2018 debe 88.469,23; y de la más reciente, 2019, la cantidad se dispara hasta los 990.360,72 euros.
Desde el equipo de gobierno se recuerda que las cuantías comprometidas por la Junta de Castilla y León para esta materia fueron de 2,1 millones en 2017; 2.3 en 2018 y 2,4 en 2019, mientras que para 2020  están previstos 2,3 millones, cuando el presupuesto en este apartado para este año ascenderá a los 6,5.
Budiño ha recordado «la responsabilidad respecto a la financiación íntegra de los Servicios Sociales» por parte de la Junta de Castilla y León «tal como marca la ley, aunque son tareas que en la actualidad desempeñan los ayuntamientos».
La solicitud aprobada ayer por parte del Ayuntamiento no viene motivada por ningún aspecto concreto, sino que «los servicios sociales precisan de una cuantía muy relevante y por ley se establece que es la Junta la que debe siempre responder a esa cuantía y la prestación la ejecuta el Ayuntamiento», por lo que se recuerda a la administración regional que «todavía se adeuda dinero de ese servicio al Ayuntamiento de Ávila, para que con la mayor celeridad posible pueda efectuar ese pago y se pueda seguir realizando las prestaciones con normalidad».
Dentro del área de Servicios Sociales, en la Junta de Gobierno se ha dado cuenta «del escrito presentado por la empresa adjudicataria del Servicio de Ayuda a Domicilio en la ciudad, Sanivida, para renunciar a la prórroga del contrato adjudicado en junio de 2018», informó el portavoz municipal, por lo que «como consecuencia de la renuncia, el Ayuntamiento deberá sacar a licitación un nuevo contrato y, hasta su adjudicación, la actual adjudicataria continuará prestando el servicio». El Servicio de Ayuda a Domicilio tuvo un coste para el Ayuntamiento de 1,7 millones de euros, y se atendieron a 683 usuarios.