Casaus: "Supimos que Bankia era inviable en 2011"

Agencias
-

El inspector del Banco de España reconoce que el grupo nació corto de provisiones, condenado a la asfixia de liquidez de no ser por las ayudas públicas que recibió

Casaus: "Supimos que Bankia era inviable en 2011" - Foto: FERNANDO VILLAR

El inspector del Banco de España, José Antonio Casaus Lara, supo que el grupo Bankia no era viable en abril de 2011, tres meses antes de la salida a Bolsa de Bankia, e incluso ha calificado a la entidad de ser "un banco en caída libre" que se habría asfixiado en términos de liquidez de no ser por las ayudas públicas que recibió, según ha afirmado durante su declaración como testigo en el juicio por esta operación que se celebra en la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid). 
Casaus ha explicado que se dio cuenta de la inviabilidad del grupo después de ver la foto del primer trimestre, ya que su "gran problema" era su incapacidad para generar beneficio de manera recurrente. 
"Vimos que si quitabas lo recurrente, antes de sanear nada, no ganaba nada, y encima la tendencia era decreciente, es decir, que tenía toda la pinta de que el grupo iba a ser generador de pérdidas recurrentes incluso antes de sanear nada, ni lo ordinario ni lo extraordinario", ha apostillado. 
"Era un banco en caída libre y solo podía empeorar el tema. De hecho, si este grupo no cayó por falta de liquidez fue por las ayudas públicas. Si no, se hubiera asfixiado en términos de liquidez, porque no había quien le renovara las emisiones", ha asegurado. 
En cuanto a la salida a Bolsa de Bankia, Casaus ha indicado que pocos días antes de la reunión con la intervención del grupo, el Banco de España no sabía que activos iban a ir a Bankia y cuáles a BFA. "No eran las condiciones para sacar a Bolsa una entidad, no estaba delimitado el perímetro de lo que salía a Bolsa, eso fue una imprudencia", ha criticado. 
"Las ideas eran que saliera todo el grupo a Bolsa o separar del grupo la parte más deteriorada, que tiene muy mala pinta y no es viable, y lo que sacamos a Bolsa es la parte menos deteriorada. Ya veríamos si con el tiempo habría que intervenir la parte de abajo o no", ha relatado. Así, se decidió sacar a Bolsa "la parte de la manzana que no tenía el gusano". En opinión de Casaus, si se hubiera tratado de dos bancos separados, BFA hubiera sido intervenido y Bankia no.

 

"Fue un error avalar saneamientos de Bankia"

Casaus ha reconocido también que fue un "error" incluir en un informe fechado en marzo de 2011 que los saneamientos realizados eran "suficientes" para afrontar el deterioro de activos inmobiliarios y crediticios.

En un informe fechado el 31 de marzo 2011, relativo a las cuentas de 2010, sobre la integración de las siete cajas, se afirma que "los saneamientos realizados en los tres últimos años contra reservas son suficientes para afrontar el deterioro de los activos crediticios e inmobiliarios" de los dos ejercicios siguientes. Casaus, que comenzó a supervisar Caja Madrid en 2009, ha explicado que la entidad necesitaba más de 16.000 millones de euros antes de la fusión, frente a los apenas 7.000 que estimó AFI en un informe, cantidad que a su juicio "se quedaba muy corta" y que en su opinión superaba los 16.000.
Casaus ha relatado que informaron al entonces número dos de supervisión del Banco de España, Pedro Comín, de que en opinión de los inspectores que hacían el seguimiento del grupo "faltaban 7.000 u 8.000 millones" de saneamientos.
Según el relato de Casaus, Pedro Comín les dijo "oye mira, no más inventos, o lo metéis o no lo metéis", y a sugerencia de éste optaron por añadir el párrafo que daba por buenos los saneamientos, algo que ahora ve como un error que contradice todo lo que dijo antes, "un error de coraje" que en último término admitieron porque la entidad había empezado a hacer refinanciaciones.
Estaban terminando 2010, era la segunda ronda de refinanciaciones "intentando blindar 2011 y 2012", y cabía la posibilidad de que no afloraran esos deterioros.
Pero el Gobierno aprobó un decreto con mayores exigencias para el sector, "llegó el señor Guindos, sin él no hubiera aflorado", y además "la banca extranjera rompió la baraja", dispuesta a todo con tal de "salir de España".