El diésel y la gasolina ceden terreno

M. Espeso
-

Los combustibles tradicionales siguen reinando entre los nuevos vehículos matriculados en Ávila, aunque en 2019 experimentaron un nuevo retroceso frente al avance de los sistemas alternativos

El diésel y la gasolina ceden terreno - Foto: Isabel García

La gasolina y el diésel siguen cediendo terreno en Ávila entre los compradores de vehículos nuevos. Si ya lo habían hecho durante 2018, el año del ‘cerco’ al diésel por la entrada en vigor del nuevo protocolo de emisiones de gases, las medidas restrictivas en algunas ciudades y la polémica frase de la ministra de Transición Ecológica sobre que ese carburante tenía «los días contados», en 2019 se mantuvieron en esa tendencia a la baja, aunque aún siguen copando la mayor parte del mercado abulense. Los dos combustibles tradicionales fueron los elegidos para el 87% de las matriculaciones de vehículos nuevos en la provincia en el año 2019, frente a la cuota del 13% de los sistemas alternativos, esto es, el autogas, la electricidad o la modalidad híbrida, unos porcentajes que el año anterior habían sido del 93% y el 7%, respectivamente. Avanza lentamente, por tanto, la introducción de los combustibles alternativos entre los compradores abulenses de vehículos, en un cambio de chip al que todavía, parece, le queda recorrido.
En números absolutos, los combustibles alternativos protagonizaron 288 matriculaciones en Ávila en 2019, frente a las 177 de un año atrás, lo que dejó un importante repunte del 62%. 
La gasolina volvió a liderar el mercado el año pasado (también lo había hecho en 2018), al estar presente en 1.330 matriculaciones, el 60% del total, si bien registró un descenso cercano al 9% en relación al año anterior, cuando experimentaba un repunte del 50% por el retroceso del diésel.
El gasóleo no levanta cabeza y volvió a experimentar una caída en 2019, en un porcentaje similar al del año anterior. La provincia registró 601 matriculaciones de este combustible el año pasado, cuando el ejercicio anterior habían sido 880, lo que deja una caída interanual del 31,70%. La disminución de los turismos y todo terrenos diésel es aún más llamativa si se tiene en cuenta los dos últimos años, periodo en que este combustible se ha reducido a la mitad. Lejos quedan los años en que el gasóleo lideraba el mercado, si bien hay que señalar que todavía representa el 27% de los nuevos vehículos matriculados en Ávila.