«Mil razones» para ir a la huelga

M.M.G.
-
«Mil razones» para ir a la huelga

La directora del Centro de Estudios de la Mujer de la USAL presenta en Ávila los motivos por los que hombres y mujeres deberían parar este viernes

Hay mil razones para la huelga de este viernes». Con estas palabras habló este martes Marta del Pozo, directora del Centro de Estudios de la Mujer de la Universidad de Salamanca, ante el auditorio reunido en el salón de actos de UGT dentro de las actividades programadas con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer.
«Es evidente que las mujeres no tenemos las mismas posibilidades de acceso al mercado laboral», comenzó a hilvanar los motivos para la huelga la experta de la USAL, que se refirió también a las diferencias salariales a la baja en el caso de las mujeres. «Tenemos techo de cristal y suelo pegajoso», quiso dejar claro también Del Pozo, que lamentaba el hecho de que las mujeres se lleven el trabajo más precario. «Además, la temporalidad es cosa nuestra y tenemos las pensiones más bajas», prosiguió con sus razones Del Pozo, que se refirió incluso a la violencia de género «como la expresión más brutal de todo esto».
Con todo esto sobre la mesa no tuvo reparos a la hora de asegurar que «la desigualdad es patente,  es real, porque la sociedad española sigue siendo machista y patriarcal».
Así pues, volvió a insistir en la importancia de la huelga de 24 horas convocada para el viernes, jornada en la que se celebra el Día Internacional de la Mujer. «Sin nosotras, que somos el 51 por ciento de la población, el mundo se para», defendió la experta, que auguró un gran éxito a la convocatoria. «El año pasado la huelga fue una revolución», recordó. «Y este año va a ser mayor, porque cada vez hay más mujeres conscientes de ello», dijo y puso como ejemplo a las universitarias, colectivo que ella conoce de cerca. «Las mujeres jóvenes se están dando cuenta de que no tienen todo ganado», alertó.
Del Pozo animó a todo el mundo, hombres y mujeres, a unirse a la causa. Con independencia de su ocupación. Y propugnó la sororidad (solidaridad entre mujeres) para poder hacer efectiva una huelga convocada a todos los niveles (laboral y de consumo).