Igea: "No encajan los votos emitidos y la suma total"

SPC
-

El diputado vallisoletano denuncia "cosas muy chocantes" en la votación de las primarias que le midió a la expresidenta de las Cortes, Silvia Clemente.

Francisco Igea (c), consolado por varios militantes tras conocer su derrota en la votación. - Foto: Leticia Pérez (Ical)

El candidato en las primarias de Ciudadanos a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha denunciado este domingo que hay "cosas muy chocantes" en la votación que le midió a la expresidenta de las Cortes y exconsejera de Castilla y León con el PP Silvia Clemente: "No encajan los votos emitidos y la suma de los de cada candidato".
En declaraciones a Efe, Igea ha defendido la necesidad de "saber la verdad" de lo ocurrido en una votación que, según los datos aportados ayer por Ciudadanos, deparó una victoria para Clemente por solo 35 votos.
Sin embargo, hoy Igea ha denunciado ante el Comité de Garantías y Valores del partido que existe una diferencia de 81 votos entre los votos emitidos (1.013) y los que suman los tres candidatos que estaban en liza (1.094).
De ellos, 561 fueron para Clemente, 526 para Igea y 7 para la tercera aspirante, la vallisoletana Vanesa Pérez, cuya suma es 1.094, según pudo comprobar ayer un grupo de afiliados que apoyan a Igea y que han motivado la reclamación.
"Había cosas que no nos encajaban y pedimos todos los certificados de votación, y fue cuando encontramos cosas muy chocantes", ha afirmado el candidato.
Igea ha detallado que han comparado el patrón de voto seguido en otros procesos de primarias desarrollados en Ciudadanos, especialmente los de similares características a este, igualados, y que el resultado es que lo ocurrido en este caso "sólo ocurre aquí".
"Si no fuera grave, no hubiésemos dado este paso", ha sentenciado Igea, quien ha hecho un llamamiento para "respetar la voluntad de los votantes y saber la verdad" de lo que ha podido ocurrir.
"Tenemos una duda razonable", ha afirmado Igea, quien ha lamentado que este proceso se haya convertido en "un culebrón"