310 funciones de Titirimundi llenarán Segovia en mayo

SPC
-

El Festival Internacional de Títeres de Segovia llega a su trigésimo tercera edición dispuesto a "atravesar la rutina" como "un destello fulminante"

El presidente de la diputación, Francisco Vázquez(I); la directora de Titirimundi, Marián Palma(2I); la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero(2D); y la directora general de Políticas Culturales de la Junta, Mar Sancho(D), en la presentación de Titirimu - Foto: Ical

La directora de Titirimundi, Marián Palma, avanzó hoy que la programación de la XXXIII edición está compuesta por un total de 423 funciones, de las que 316 serán en Segovia capital, gracias a 35 compañías de 16 países, con actuaciones en una treintena de espacios. El Festival Internacional de Títeres de Segovia mantiene el espíritu de su fundador, Julio Michel, de ser una fiesta para los sentidos y “atravesar la rutina” de la ciudad “como un destello fulminante” para ver y disfrutar de lo más exquisito y novedoso del teatro de títeres.

Marián Palma explicó en declaraciones recogidas por Ical que el teatro es “ vivo reflejo de la realidad y la vida misma”, capaz de sacar “emociones y sentimientos” y eso es lo que consigue, cada primavera, Titirimundi con espectáculos para adultos, público familiar e infantil. La programación completa de Titirimundi ya está disponible en Internet, así como la venta de entradas.

La responsable del festival dividió las propuestas en varios bloques. En el apartado de teatro innovador situó al australiano, afincado en Amsterdam, Nevil Tranter y su compañía Stuffed Pupety, que con última producción 'Babylón',habal de que “todo lo que parece malo puede ser bueno y lo que nos parece deseable puede ser contraproducente”. La compañía finlandesa Livsmedelet Theatre, con ‘Invisible land’, que une “objetos, danzas, utilización de figuras de tamaño diminuto y el cuerpo como espacio escénico”, para un foro reducido de 60 personas por función, en el teatro Juan Bravo.

Marián Palma remarcó como también como montajes innovadores, la idea de la compañía Mano Libre, con un espectáculo de aire italiano de los años 60, ‘Café sola’; y a la compañía con la que se abrirá esta XXXIII edición de Titirimundi, con los jóvenes ‘Zero en Conducta’, en el Juan Bravo, el martes 14 de mayo.

Un segundo grupo de propuestas, avanzó Palma, están relacionadas con la marginación y la degradación del ser humano: la compañía de Javier Aranda, con ‘Parias’, porque las cosas no son lo que parecen y hay que “adentrarse un poquito más en estos mundos que nos dan tanto miedo”; la propuesta ‘El vientre de la ballena’, de la Mar del Norte; y el humor hilarante de los belgas de Gare Central.

Pasiones y lo pequeño

En cuanto a las pasiones, Titirimundi abordará este tema con los integrantes de Ultramarinos de Lucas, que es “Premio Nacional para la Infancia y la Juventud’, con una mezcla de humor, la tragedia y el lenguaje poético “cargado de unas imágenes de Romeo y Julieta”. Sobre esta misma obra de Shakespeare, “veteado de carcajadas”, con ‘Chon Chon’, y “las pequeñas cajas artísticas” del autor inglés, de ocho minutos de duración, donde el público puedes ser actor o espectador .

La directora de Titirimundi explicó que hay otro bloque de propuestas basado en lo pequeño, como Tof Theatre y su ‘Piccoli sentimenti’; Antártica, que trae una manipulación de objetos y bolsas de plásticos; la delicadeza de Inés Pasic, la mimo de origen bosnio que viene de Perú, compañera del dúo ‘Hugo e Inés’; ‘Cosas que no se olvidan fácilmente’ de Xavier Bobés, para “cinco personas con tres pases al día; Pavel Smid; Karromato, con su circo de madera, y el emblemático Carrusel D’Andrea.

Marián Palma remarcó que en Titirimundi siempre estarán montajes de teatro tradicional y popular, en la ámbito de la calle, “por expreso deseo de Julio Michel” y son la base del festival, con la cachiporra, de Hand to Mouth; la Policinella de Salvatore Gato; el montaje ‘Cristovita’, con El Retabillo, y los mexicanos Saltimbanquis. Mientras que lo más bizarro del festival llega de la mano de los daneses de Sofie Krög, con ‘Circus funestus”, y los franceses Systema Paprika, con ‘Kraken Orchesta’.

Este 2019, tampoco faltarán a su cita con Titirimundi, el Circo de las Pulgas; La Canica, Los Titiriteros de Binéfar. Además, el festival tendrá su versión escolar con Titiricole, con 22 piezas de teatro de títeres representados por alumnos de todas las edades, de 14 centros, que además tendrá la oportunidad de ver 30 funciones escolares, con delicadas propuestas como la de Mimaia.

Respaldo institucional

La directora general de Políticas Culturales, Mar Sancho, citó a Darío Fo para recordar que los títeres es el teatro donde “confluyen todos los lenguajes teatrales de forma muy intensa”, y es fuente de inspiración para “muchas experiencias en las vanguardias y la renovación de la estética contemporánea”, como demuestra cada año Titirimundi, que tiene en Segovia, “el mejor escaparate” para contemplar la actualidad mundial de arte del teatro de marioneta, a nivel nacional e internacional.

Mar Sancho aseguró que Titirimundi sabe ofrecer “una mirada diferente” al teatro de títeres con ese componente de innovación, que cautiva a un público heterogéneo y “cada vez más fiel”. La Junta de Castilla y León aporta 100.000 euros, a este festival que une “las salas y los espacios al aire libre”. Además, la Junta cede como escenario el Palacio de Quintanar, que también acogerá la exposición ‘Sefie Automatón’, que formó parte de la Biennale de Venecia de 2016, en el pabellón de Rumanía, con autómatas mecánicos y marionetas de madera.

El Ayuntamiento de Segovia también aporta 100.000 euros. La alcaldesa Clara Luquero recordó que la ciudad será de nuevo, del 14 al 19 de mayo, “una autentica fiesta”, siendo Titirimundi, el emblema de los festivales que acoge Segovia, que hace “las delicias de un publico infantil, familiar y adultos”, que también tiene un lugar muy especial en la Sala que lleva el nombre de Julio Michel.

Récord de pueblos

El presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez, destacó que, este 2019, supondrá un récord de actividades en 43 municipios de la provincia, “con espectáculos precisamente van diciendo que comienza Titirimundi”, ya que se abrirá el 3 de mayo, en Muñoveros. La Diputación aporta 50.000 euros, además de la cesión del Juan Bravo, que acogerá “tres representaciones dobles del 14 al 19 de mayo”. Vázquez agradeció a la organización del festival que lleve la magia del teatro de títeres a los cuatro centro asistenciales de la institución provincial.


Las más vistas