Mañueco ofrece la experiencia, moderación y sensatez del PP

I.Camarero Jiménez
-

El presidente del PP de Castilla y León participó el sábado en Ávila en el Foro de Familia e Igualdad de Oportunidades, con numerosos representantes del partido tanto del ámbito local como provincial y regional

Mañueco ofrece la experiencia, moderación y sensatez" del PP - Foto: David Castro

 

El presidente del PP de Castilla y León participó el sábado en Ávila en el Foro de Familia e Igualdad de Oportunidades

 

 

El presidente del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, acudió a Ávila este sábado para participar en el Foro de Familia e Igualdad de Oportunidades. Un encuentro que sirvió para hablar del futuro de las políticas sociales en lo que Mañueco considera “un momento crucial” en el que existe una situación política compleja y en el que compromete “la experiencia” de su partido, así como “la moderación, el diálogo, la serenidad y la sensatez” que representa el presidente nacional del PP, Pablo Casado frente a otras formas de hacer política como las del PSOE y sus socios en las que priman “la incertidumbre, la preocupación y la radicalidad”.

Ante un auditorio lleno para la ocasión de diferentes asociaciones y agrupaciones del tercer sector dejó Mañueco constancia de los diferentes compromisos que para todos ellos llevan en su programa y en ese sentido habló largo y tendido de servicios sociales, de mayores, de familia, de jóvenes o de dependencia y de discapacidad así como de violencia de género y de igualdad.

Y es que aseguró que los servicios sociales son la tercera pata del estado del bienestar y que en el caso de Castilla y León tenemos un “modelo de éxito que queremos exportar a otras autonomías”.

También quiso transmitir a los representantes del tercer sector un mensaje de tranquilidad y diálogo a futuro pues “asumo superar el listón tan alto de la Consejería al frente de la que ha estado Alicia García y de la Junta en la persona de Juan Vicente Herrera”.

En tema de servicios sociales aseguró que el eje fundamental es el empleo y por eso quiere trabajar el partido en pro de la inserción laboral pero también para que se puedan prestar esos servicios con más trabajadores y con un empleo más cualificado.

En todo momento aludió al trabajo desde la trasversalidad tanto entre Consejerías como con el resto de las administraciones.

Habló Mañueco de los retos en materia de familia y conciliación y de un nuevo sistema de protección social con más derechos, de un trato preferencial a familias numerosa y de un mayor compromiso con el medio rural en educación, de precios especiales y más asequibles del programa conciliamos y de más centros educativos de 0 a 3 años, así como de ampliar las desgravaciones fiscales en esta etapa educativa o de instaurar un nuevo programa denominado Canguros en los pueblos como alternativa a los centros escolares. Así como de ampliar la protección a la infancia más vulnerable.

En materia de dependencia puso sobre la mesa los datos que hablan de que a cuatro años tendrán que aumentar la atención a dependientes en nada menos que 80.000 usuarios hasta llegar a los 180.000 y ante eso y por que las cosas se están haciendo bien “debemos responder con calidad”, hay que “generalizar el uso de la teleasistencia”, ampliar la ayuda a domicilio o apoyar a los cuidadores así como ampliar la gratuidad y el copago de los dos primeros servicios.

Para las personas con discapacidad tienen retos y soluciones porque “somos una Comunidad ejemplar” y afirmó que se mantendrán en esa línea , “consolidando los avances”.Se trata de garantizar la atención durante toda la vida, apostando por la accesibilidad y también por la inserción laboral”. Todo ello apoyado además en un plan regional de accesibilidad que garantice el acceso al empleo con itinerarios personalizados.

Especial atención quiere prestar a los mayores, cada vez más, una pieza fundamental de la sociedad de Castilla y León, una Comunidad en la que “es un privilegio envejecer” y en la que la esperanza de vida es de las mayores y donde decía es un privilegio por “la calidad de los servicios sociales y sanitarios” que se les dispensa y donde está demostrado que “estamos entre los más avanzados en esta materia. Para ellos, para los mayores comprometió 400 millones de euros anuales. Y es que “ellos se merecen todo”. Habló de ampliar plazas en la Universidad de la Experiencia, en los viajes del Club de los 60 pero también comprometió el esfuerzo para que todos puedan acceder a Internet y a las Nuevas Tecnologías facilitándoles además la instrucción en el manejo de las mismas.

Dado que el 23% de nuestros mayores viven solos tratarán de combatir esa soledad tanto en el entorno doméstico como en el social y desde las filas populares lucharán para evitar estafas y engaños y dar también nuevas soluciones a la falta de centros en el medio rural. Especial cuidado tendrán con los mayores con discapacitados a su cargo.

En materia de inclusión social desarrollarán compromisos con los más vulnerables social y económicamente hablando, estudiar el fenómeno del ‘Sinhogarismo’ y darle soluciones.

No obviaron otros asuntos preocupantes como las drogodependencias y comprometieron esfuerzos y un plan también para las nuevas adicciones, tales como el juego on line o las dependencias de las nuevas tecnologías además de adaptar el plan que ya existe para que el uso de drogas, alcohol o tabaco vaya a menos hasta hacerlo desaparecer. Por supuesto hizo hincapié Mañueco en la igualdad de género “real” y en la lucha contra la violencia de género y habló de la mujer como la que desempeña un papel fundamental y a la que “necesitamos” y apostó por una “educación transversal en pro de esa igualdad” así como en volcarse en la promoción de su contratación indefinida o en la apuesta por el autoempleo. En cuanto a la violencia de género dijo “lucharemos sin tregua” para llegar a la “violencia cero”, volcándose además en “la prevención y concienciación sobre todo en jóvenes y adolescentes” y en prestar atención en las nuevas formas de violencia también en redes sociales y con el uso de nuevas tecnologías porque al final “queremos mujeres libres, iguales y autosuficientes”

Como último mensaje Alfonso Fernández Mañueco aseguró que si los ciudadanos le otorgan la confianza el a través de su experiencia luchará por la “estabilidad política para el crecimiento económico y en pro del bienestar social”. Generando confianza y sabiendo lo que hay que hacer se enfrentarán a un futuro que “nos jugamos en las elecciones”.

Testigo de todo ello fue la ya ex consejera de Familia y candidata número uno al Congreso por Ávila, Alicia García, quien en su turno de intervención y dirigiéndose a los representantes del tercer sector aseguró que “quiero ser la voz de las personas vulnerables en el parlamento nacional” siempre “que los abulenses me otorguen la confianza".

También intervino en el acto Sonsoles Sánchez Reyes, candidata del PP a la Alcaldía de Ávila, quien muy brevemente aseguró que el Ayuntamiento debe ser el primer recurso del ciudadano para que éste sea escuchado y atendido y aseguró que la política que ellos ofrecen es la que está para arreglar los problemas de las personas, de los ciudadanos y en ningún caso se deben usar los problemas para hacer política. Dado el lugar en el que estaba, el foro de familia quiso hacer un alegato en defensa de ésta "un círculo inviolable", además de "la primera escuela y el lugar en el que se modula la personalidad del individuo".