Cruz Roja pide implicación empresarial en la empleabilidad

E.Carretero
-
Cruz Roja pide implicación empresarial en la empleabilidad

La entidad destaca la importancia de que el tejido empresarial abulense abra sus puertas a los colectivos con dificultades de inserción laboral con los que se trabaja dentro de su plan de empleo

En la inserción laboral de personas con dificultades de acceder al mundo laboral tan importantes resultan la capacitación y orientación como el que haya empresas que abran sus puertas a estos colectivos con problemas de empleabilidad. Por ese motivo un pilar fundamental del Plan de Empleo que desarrolla Cruz Roja Ávila es el tejido empresarial. Por ese motivo este martes la entidad invitó a responsables de empresas abulenses a participar en un encuentro en el que se buscaba «sentar las bases para mejorar las alianzas y colaboraciones que desarrolla el Plan de Empleo con las empresas y el tejido abulense», tal y como explicó Leticia González Rey, responsable del Plan de Empleo de Cruz Roja Ávila.  
«Mejorar la empleabilidad de los colectivos más vulnerables con los que trabajamos» era, subrayó González Rey, el objetivo de este encuentro, el cuarto de este tipo que organiza Cruz Roja en Ávila enmarcado dentro del Plan de Empleo de la entidad que incluye acciones de orientación, capacitación e intermediación laboral.
Insistió la responsable de empleo de Cruz Roja que en ese objetivo de la empleabilidad de los colectivos más vulnerables resulta imprescindible la colaboración empresarial, a la vez que apuntó que en el periodo comprendido entre 2015 y 2018 un total de 123 empresas abulenses han colaborado en los proyectos de empleo de Cruz Roja en los que se ha atendido en total a 816 personas de las cuales 462 eran mujeres.
Recordó así mismo González Rey durante este encuentro celebrado en el Observatorio Activo Ávila 1131 que Cruz Roja trabaja «con los colectivos más vulnerables y con las personas que están más alejadas del mercado laboral», entre los que se encuentra, detalló,  «jóvenes en riesgo de exclusión, refugiados, mujeres con responsabilidades no compartidas, víctimas de violencia de género, personas que son perceptoras de la Renta Garantizada de Ciudadanía y que son las que más barreras y obstáculos encuentran a la hora de acceder a un puesto de trabajo».
El papel de las empresas en ese objetivo que persigue Cruz Roja de favorecer la empleabilidad de los colectivos más desfavorecidos pasa por dar «difusión y sensibilización» a las acciones de empleo que desarrolla la entidad, lo que se logra incluyendo en sus plantillas a trabajadores de estos colectivos, así como también «cediendo» sus centros de trabajo para que Cruz Roja pueda desarrollar en ellos acciones formativas o para que los usuarios de la entidad puedan realizar en estos lugares prácticas o incluso abriendo las puertas de sus negocios a visitas para que las personas que participan en los distintos proyectos de empleo «puedan conocer un poco más el trabajo que se desarrolla en las mismas».