La Carlos Sastre Gran Fondo sigue adelante

A.S.G.
-

Atentos a todo lo que está ocurriendo con el COVID-19, desde la organización de la prueba, que tendrá lugar el 16 de mayo, confían en poder mantener su celebración

La Carlos Sastre Gran Fondo sigue adelante

Son días de cancelaciones, suspensiones, aplazamientos en las pruebas deportivas. Los distintos calendarios deportivos están sufriendo un importante revés, al menos en estos meses de marzo y abril, cuando el aislamiento de la población es generalizado. Sin embargo aún hay quienes guardan la esperanza de poder llegar a tiempo. Miran de reojo pruebas como la Carrera Pico Zapatero, el Trail Guerrero de Gredos o la Carlos Sastre Gran Fondo, la primera de las tres y que aguarda el 16 de mayo convencida de que es posible.
«Seguimos muy de cerca las novedades en torno a la crisis del coronavirus. Sin embargo, teniendo en cuenta el plazo actual de la cuarentena y las previsiones, la prueba sigue adelante según está planteada. Si hubiese cambios en el contexto, que evolucionase negativamente, informaríamos de inmediato» comentan desde una prueba a cuya cabeza se encuentra Carlos Sastre, ganador del Tour de Francia en 2008 y que decidía ‘recuperar’ en 2019 su antigua ciclomarcha con este nuevo formato y que este año estrena recorrido.
Con salida y meta en El Barraco a partir de las 8,30 horas, la Carlos Sastre Gran Fondo plantea un recorrido de 119 kilómetros con un desvío, en función de horarios, que acorta el trazado hasta los 91,45 kilómetros. Un segundo trazado que deberán emplear todos los corredores cuyo paso por el kilómetro 36 se produzca a partir de las 10,00 horas.Es el recorrido de este año una de las principales novedades de esta edición. Un total de 119,9 kilómetros, un desnivel en positivo de 1.990 metros y un desnivel acumulado de 3.980 metros con salida desde El Barraco. Llega la primera dificultad montañosa en el kilómetro 31 con el Alto de Navalacruz, de segunda categoría y 9,6 kilómetros a una pendiente media del 5 por ciento. A partir de aquí la prueba se dirigirá al Alto de la Cañada del Horno (Tercera), punto más elevado de la ruta a 1.763 metros. Serán 4,7 kilómetros al 5,9 por ciento. Un ascenso que evitarán todos aquellos que realicen la ruta corta. Ambos recorridos volverán a unirse antes de la entrada en Hoyocasero, para iniciar el descenso hacia Navaluenga, desde donde volverán hacia El Barraco a través de San Juan de la Nava, un tercera de 9,5 kilómetros al 3,4 por ciento.
Se trata de la segunda edición consecutiva de esta prueba. «Cuando uno se mete en este tipo de eventos, la exigencia y la responsabilidad son altas. A veces te lo cuestionas, si merece la pena el hacer algo de este tipo. Nos hemos volcado especialmente en materia de seguridad para que los participantes se sientan como un ciclista profesional. Creo que esa parte se ha conseguido» explicaba recientemente a través de las redes sociales en el intento de unir profesionalidad, seguridad e ilusión en una misma ciclomarcha en la que los aficionados puedan sentirse profesionales.