Piedralaves respira tradición y cultura con Mascarávila

E.C.B
-
Piedralaves respira tradición y cultura con Mascarávila - Foto: Fernando Chinarro Fuentes

Este festival, que ha sabido aunar las mascaradas con el folclore popular, a través de las danzas de paloteo, inició su quinta edición con el acto institucional de apertura y la posterior visita de las autoridades al mercado de artesanía

Piedralaves respira este sábado tradición y cultura por cada uno de sus rincones. Y es que esta localidad del Bajo Tiétar acoge este año la quinta edición de Mascarávila, un festival que ya se ha convertido en la gran fiesta de la provincia en torno a las mascaradas de invierno y al folclore popular con las danzas de paloteo. Los alcaldes de los siete pueblos implicados en este proyecto impulsado por la Asociación Cultural Siempreviva de Pedro Bernardo, con el apoyo de la Diputación Provincial, se dieron cita a primer hora, junto al subdelegado del Gobierno, Arturo Barral, y el diputado provincial de Turismo, Rafael Pérez, en el Hogar Rural para la apertura oficial. Un acto en el que la alcaldesa piedralaveña, María Victoria Moreno, califico como "un honor compartir este día, después de todo el trabajo realizado" y remarcó que "las raíces de un pueblo está en su historia y sus tradiciones, que deben conservarse y transmitirse a las generaciones más jóvenes".

En la misma línea, Rafael Pérez calificó este festival como "un referente para la provincia", mientras que Arturo Barral subrayó que "esta provincia es culta, pero también abierta y nada mejor que una iniciativa como ésta que pone en valor la cultura". Por su parte, el presidente de la Asociación Siempreviva, Pedro Granado, comentó que "Mascarávila es un puzzle con muchas piezas y la clave de su éxito es la unión de los pueblos", al tiempo que remarcó la necesidad de "cuidar y mantener vivas las tradiciones los 365 días del año".

Tras estas intervenciones, a las que se sumaron las de los representantes municipales de los distintos municipios que integran este proyecto, cada uno de ellos recibieron como recuerdo el cántaro típico que tocan las rondas, incluido el alcalde de Moral de Calatrava, localidad de Ciudad Real con la que Piedralaves está hermanada, que junto a varios vecinos quisieron sumarse a esta gran fiesta.

El acto dio paso al recorrido de las autoridades por las calles del municipio, engalanadas para la ocasión con mantones, trajes de serranos y fotos antiguas, hasta llegar a la plaza de la Constitución, donde visitaron el mercado de artesanía y productos de la tierra, mientras el sonido de las rondas comenzaba a escucharse por distintos puntos de la localidad, animando a vecinos y visitantes.

La jornada matinal de Mascarávila también incluyó diferentes talleres y charlas sobre vestimenta tradicional, canciones y juegos, máscaras o la fiesta de Las vaquillas de los quintos, así como una comida de hermandad para las 800 personas que integran los grupos participantes en este festival.

Todo a la espera del gran momento, que llegará a partir de las 16,45 horas con el pasacalles por el casco viejo de las mascaradas y grupos de folclore de Pedro Bernardo, Casavieja, Hoyocasero, Piedralaves, Navalosa, El Fresno y Navalacruz, acompañados por las yuntas de bueyes de la Real Cabaña de Carreteros de Gredos, que dará paso más tarde a la actuación de las agrupaciones folclóricas en el Prado de San Roque. Este año, como invitados están las Máscaras y Botargas de la provincia de Guadalajara y el grupo Koristi Dantza Taldea, de Legazpi (Guipúzcoa).