En San Amaro, al ataque

A.S.G.
-
En San Amaro, al ataque - Foto: David Castro

El Real Ávila visita el campo del Bupolsa, uno de los terrenos de juego más atípicos. Jonathan Prado pide a los suyos más presencia en ataque

Punto arriba, punto abajo. El Real Ávila se acostó el domingo a cinco delNumancia B y se despertó el jueves, tras el encuentro aplazado de los rojillos ante el Júpiter Leonesa B (1-1), a seis. «Nos da igual».Lo cierto es que la situación de los encarnados no cambia. Ni demasiado lejos de los cuatro primeros ni demasiado cerca, el equipo encarnado vive en el alambre de la esperanza de quien tiene las cuentas aún  de su parte para seguir pensando que los playoffs son posibles pero quien teme que no sea capaz de alcanzarlos.Tan cerca y tan lejos, al menos en lo emocional para un conjunto que ha reposado el empate del ‘clásico’ más allá de la ocasión de Ortiz, la única. Un análisis que han hecho en un equipo que se busca a sí mismo, al menos en ataque, donde el conjunto de Jonathan Prado se ha vuelto plano, horizontal, tibio, previsible. «Somos conscientes de dónde está el problema» reconoce JonathanPrado, que pide más a los suyos.Más atrevimiento, más colmillo. Porque no es un problema de gol, es un problema de ocasiones. El Ávila ha perdido presencia en área ajena.Por suerte, y de momento, se sostiene en la propia.
Hace cuentas el equipo del Adolfo Suárez sobre sus opciones pero sobre todo hace crítica sobre su juego ofensivo. «Lo hemos hablado».Ahora debe plasmarlo en un domingo en el que visitan al Bupolsa, «un rival que ha mejorado» y que ya fue capaz de arrancar un 0-1 del Adolfo Suárez. Por esta vez el equipo se mira más a sí mismo, a todo lo que debe mejorar, que al rival. Y reojo vigilan más al terreno de juego que a los jugadores. Porque San Amaro es «particular». Un partido en el que tener en cuenta «todo, mucho más el campo, que es más ancho y menos largo que el resto».Atípico, SanAmaro es diferente. Y diferente será el partido.
Una única victoria de los encarnados en este 2019 –seis partidos se han disputado ya– se antoja demasiado poco para un equipo que confía en que la pelea de los playoffs acabe pasando factura al Numancia B. Y quieren estar ahí si los sorianos flojean. Pero para ello deben volver a ganar.Porque los playoffs en estos momentos no pasan por los errores de sus rivales, los playoffs pasan por los triunfos de los encarnados. Ganar de tres en tres es lo primero. Y lo primero es viajar con «ganas de ganar». Un buen punto de partida para este viaje.

«En lo ofensivo no acabamos de ser competitivos»

«Afrontamos el partido con ganas de ganar, de mejorar en lo ofensivo, donde no terminamos de ser competitivos.Es en lo que estamos insistiendo, somos conscientes de dónde está el problema» señala JonathanPrado. «Somos verticales pero hasta un punto.El equipo luego se vuelve horizontal». El entrenador encarnado tiene claro que es una cuestión de «atrevimiento, de pases que sobran o de buscar más situaciones de área» apunta. Llega a esta conclusión el técnico encarnado tras haber analizado el duelo ante la Segoviana. «Si analizamos el partido vemos que apenas tuvimos un par de acciones laterales».