Peli vuelve a tiempo a los once metros

Área 11
-

0
Real Burgos
1
Real Ávila
Finalizado
El centrocampista firma el tanto de la victoria ante el Real Burgos desde el punto de penalti en el último suspiro de un complicado partido

Peli vuelve a tiempo a los once metros - Foto: David Castro

El Real Ávila pedía una nueva oportunidad y la tuvo en SanAmaro, en un duelo que se le escapó alReal Burgos en los minutos finales y se lo arrebató el equipo encarnado desde los once metros, en ocasiones tan crueles con los de Jonathan Prado pero que esta vez sonrieron a los del Adolfo Suárez cuando Peli regresaba  al punto de penalti para firmar el 0-1 y permitir a los abulenses seguir sumando en una semana en el que le espera el Almazán con un 0-3, 30 minutos por disputar y tres puntos previsibles. De momento ya tiene los de este domingo en un choque igualado y con pocas ocasiones claras. Una posterior tángana y un penalti no pitado a favor de los locales en la jugada final acabó con hasta tres expulsados y con las sexta derrota consecutiva de los burgaleses, en caída libre.
La primera parte comenzó igualada en una tarde que se presentaba bastante desapacible por la temperatura. Los primeros acercamientos fueron del Real Ávila, pero la ocasión más peligrosa llegó de las botas del delantero rojipardillo Alberto Castro. El Real Burgos dominó los primeros minutos, mientras los abulenses buscaban robar balones y salir a la contra. Los locales dispusieron de hasta cuatro saques de esquina casi consecutivos, pero no crearon peligro real. Los ánimos se caldearon pronto, con los burgaleses pidiendo que las entradas de su rival fueran amonestadas.
Sin crear demasiado peligro en los minutos previos el Real Ávila gozó de dos buenas oportunidades en sendos remates del punta Rubo. El primero de semichilena y el segundo de espuela, ambos sin éxito. Los visitantes comenzaron a asentarse en el choque, mientras que el Real Burgos pecaba de falta de finalización. Pese a ello, pasada la media hora obtendrían la más clara del primer período. Un disparo de Pablo desde fuera de la frontal golpeaba en el larguero y botaba sobre la línea de la meta defendida por Alberto. El árbitro consideró que el balón no había entrado. Se llegaba al descanso con empate a cero tras desperdiciar Bocha, que ya lo había intentado anteriormente desde lejos, una internada en el descuento en la que un defensa le arrebataba el balón cuando encaraba la portería.
Tras el paso por vestuarios y con el campo cubierto por una densa niebla, el Real Burgos lo seguía probando por mediación de Castro, cuyo remate de cabeza se iba alto. Unos minutos después llegaría la respuesta, con un disparo suave de Manu. Los abulenses apostaron por el juego aéreo en la segunda parte y Rubo casi anota el primero, pero Ibai la sacó por alto.
Ambos equipos apostaron por disparos lejanos buscando sorprender a los guardametas rivales aprovechando la niebla que cada vez era más espesa. Diego lo intentaba para el Real Burgos a diez minutos del final, pero su disparo tenía más fuerza que puntería.
Cuando el partido agonizaba una aproximación por banda izquierda acabó con un jugador del Real Ávila en el suelo dentro del área y el árbitro señaló penalti. Peli –el último penalti de los encarnados lo lanzó Rubo ante elSalamanca B– lo transformó y los tres puntos acabarían volando de San Amaro con un gol que era oro para los de JonathanPrado. Antes del final se produjo una tángana cerca de la línea de banda. El partido fue detenido varios minutos y varios jugadores fueron amonestados. Desde la grada cayó una trompeta de uno de los hinchas locales, golpeando en uno de los colegiados.
En el tiempo de descuento añadido tras el incidente el Real Burgos se lanzó a la desesperada, con tres puntas como referencia ofensiva. En el último acercamiento local se produjo una nueva acción polémica, esta vez en el campo contrario. Pana cayó en el área en la última jugada del choque, pero el árbitro señaló que se había tirado. Tras ser amonestado, continuaron las protestas y el jugador local fue expulsado por roja directa. El entrenador local, Dani Santos, y su segundo, Marcos Andrés Vázquez, vieron igualmente la cartulina roja por los comentarios vertidos hacia el trío arbitral.