scorecardresearch

Carnero pide a Planas la reprobación de Garzón

SPC
-

El consejero de Agricultura asegura que la Comisión Europea reconoce que los estándares de bienestar animal de la UE se encuentran entre los más altos del mundo

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, participa en el Consejo Consultivo de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios. - Foto: Leticia Pérez (Ical)

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, aprovechó hoy su participación en el Consejo Consultivo de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios para solicitar la reprobación del ministro de Consumo, Alberto Garzón, al considerar que con sus palabras en un medio británico sobre el sector cárnico atenta contra la "dignidad" de los ganaderos y la labor de los veterinarios, ya que ambos se esfuerzan en mantener la producción bajo los "máximos" estándares de calidad. "Es intolerable que un miembro del Gobierno de España pueda plantear dudas en otros países sobre la calidad de la producción de alimentos españoles, Con lo que ha costado llegar a estos niveles por parte de nuestros ganaderos y por parte de las administraciones que velamos por su cumplimiento. Esto requiere una reprobación inmediata de estas palabras, exigiendo su rectificación, ya que no defiende nuestros intereses", aseveró Carnero en el Consejo que estuvo presidido por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas. 

La reprobación "inmediata", tal y como explicó el consejo, fue solicitada por la Junta de Castilla y León y, a partir de ahora, se podrán sumar otras comunidades. No en vano, reiteró que las palabras del ministro Garzón son un "atentado" contra la "dignidad" de los ganaderos castellanos y leoneses y españoles y contra el trabajo y la profesionalidad de los funcionarios públicos como los veterinarios. En esta sentido, recordó, según recogió la Agencia Ical, que, en la actualidad, hay un millar de veterinarios dependientes de las consejerías de Sanidad y Agricultura que velan por la seguridad alimentaria, la salud de los alimentos y el bienestar animal.

Con motivo del encuentro telemático de los 17 consejeros de Agricultura con el ministro para preparar el Consejo de Ministros del ramo de la Unión Europea que tendrá lugar el próximo 17 de enero en Bruselas, y que será el primer Consejo de la presidencia francesa, Carnero apuntó que la Comisión Europea ha reconocido que los estándares de bienestar animal de la UE se encuentran entre los más altos del mundo y que se puede seguir avanzando, especialmente en la eliminación progresiva de las jaulas para todas las especies.

Y es que subrayó que la conferencia 'Bienestar animal en la Unión Europea, hoy y mañana', que contó con la participación de la comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, por lo que todo indica que la UE va en el camino "correcto" en este asunto, algo que es valorado por las empresas que adquieren los productos europeos en otros países. "Vamos a reforzar nuestros sistemas productivos que deberán mantener las máximas exigencias en materia de sanidad animal y humana pero sin que esta adaptación no suponga grandes esfuerzos para nuestros productores", significó. En este sentido, el consejero de Agricultura abogó por poner en marcha líneas de apoyo a la reestructuración y adaptación de estos sectores. 

Mismos requisitos para países terceros

Además, Jesús Julio Carnero se refirió a que la presidencia francesa de la Unión Europea deberá conseguir que los productos importados de terceros países estén sujetos a los requisitos de producción aplicados dentro de la UE, en relación con la protección de la salud y del medio ambiente. Es decir, avanzar en la "reciprocidad" o "cláusulas espejo". "Es un tema que nos siempre nos ha preocupado por que ya es hora que los productos de terceros países, que se importan de fuera de la Unión Europea, tengan las mismas exigencias que los que producen los agricultores y ganaderos de aquí. Ya es hora de que dejemos de hacer de Quijote", sentenció.

Otro de los asuntos que estará sobre la mesa del Consejo de Ministros de Agricultura de la UE es dar pasos para la eliminación del carbono, mediante la captura, el almacenamiento o la utilización del CO2 con el objetivo de contar a finales de 2022 de un marco legislativo a nivel europeo para la certificación de este tipo de prácticas. En todo caso, el consejero de Castilla y León indicó que hay que evitar "cargar las tintas" sobre el sector agrario, ya que no es foco del problema de la carbonización. No en vano, consideró que puede contribuir a paliarlo por su potencial con sus propiedades de absorción o sumidero de CO2.

Fitosanitarios

Por último, la primera reunión del jueves de la semana próxima abordará la promoción de iniciativas para reducir el uso de productos fitosanitarios. En este sentido, Carnero reclamó que la Unión Europea deberá aportar soluciones técnicas alternativas para reducir su utilización y permitir que se continúe con la producción de alimentos. 

El consejero mostró su satisfacción por que la Presidencia de la UE recaiga este semestre en Francia, un país que Castilla y León mira "siempre" al ser un estado tan agrario. "Analizamos las propuestas de las administraciones agrarias francesas y los propios agricultores. Es un país de referencia en la UE desde el punto de vista agrario y Castilla y León es una comunidad referente desde el punto de vista agrario", concluyó.