Una Pasión diferente y que arranca a buen paso

I.Camarero Jiménez
-

La parroquia de San Antonio y la archicofradía de Medinaceli han expuesto sus enseres para que colectivos con capacidades diferentes pudieran palpar y sentir La Pasión desde dentro. San Juan tomará el relevo del 8 al 11 de abril

Una Pasión diferente y que arranca a buen paso

POR segundo año consecutivo se adelanta la Semana Santa en Ávila para acercarla a través de los sentidos a los colectivos de personas con capacidades diferentes, aunque no sólo para ellos. Las cofradías han dicho sí a hacer de ésta una semana ‘diferente’. Las parroquias de San Antonio y de San Juan han echado el resto y han puesto al alcance de la mano, para poder sentir y tocar, algunas de sus imágenes y diferentes elementos relacionados con sus pasos y con su papel en la semana de pasión de Cristo. Todo hay que decirlo y en este caso en el último de los días en los que el templo de San Antonio ha estado abierto a esa otra forma de sentir La Pasión, los miembros de su archicofradía, la de Jesús Nazareno ‘Medinaceli’ estaban especialmente satisfechos por la multitud de visitas recibidas hasta el momento. 
De hecho ayer a primera hora recibieron a sus invitados de Down Ávila y a miembros de la asociación de personas sordo mudas. Aún quedaba la tarde pero desde luego el balance ya era muy bueno. Junto a ellos el alcalde de la ciudad, José Luis Rivas y las concejales Patricia Rodríguez y Sonsoles Sánchez Reyes, además del técnico de la Oficina Municipal de Accesibilidad, Israel Muñoz, no en vano de su área partió la iniciativa de abrir aún más esta semana de Interés Turístico Internacional, explicaba el alcalde y así «abrir aún más el rico patrimonio que tienen las cofradías para su conocimiento: sus imágenes, su vestuario, ...».
Las diferentes tallas se exponían en varias estancias del templo de San Antonio para poder ser vistas, tocadas... al fin y al cabo, sentidas que es de lo que se trata. Por supuesto La Borriquilla, Jesús de Medinaceli, pero también coronas, tallas, imágenes, andas, enseres, varas, un paso montado o maquetas y el característico olor a incienso tan propio de la época inundándolo todo y metiendo a los visitantes en harina, si se permite la expresión.
Desde la cofradía del Cristo de Medinaceli, Alba María del Pozo, vocal y camarista de la cofradía reconoce que desde que les plantearon la idea les pareció «magnífica»  porque además ya se habían abierto con anterioridad a colegios o a residencias de personas mayores para mostrarles su patrimonio, «pero nunca antes habíamos participado con colectivos de personas con capacidades diferentes y nos pareció muy buena idea». Explica que han sacado todos los enseres para ofrecerles algo «muy visual sobre lo que es nuestra procesión, algo muy táctil también porque tienes para todos los sentidos». 
Junto a Medinaceli, la cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza, con sede en la iglesia de San Juan y que se encargó de dar el pistoletazo a esta iniciativa ya el año pasado, repite experiencia y abrirá su iglesia a la celebración de esta iniciativa entre el 8 y el 11 de abril para grupos que hayan concertado previamente la visita y del 12 al 19 para el público en general. Se puede consultar los pormenores en la web www.avila.es
 


Las más vistas