'La mi villa de Arévalo'

Alba Castro
-
‘La mi villa de Arévalo’ - Foto: Ricardo Guerra

El Ayuntamiento pone en marcha una ruta teatralizada que enriquece la oferta cultural. La Oficina de Turismo ha recibido ya la visita de 8.000 personas, más del doble que en la edición de Oña

 
ASÍ hacía llamar la Reina Isabel I de Castilla al pueblo que la vio crecer, Arévalo. Ya no hace falta acceso a documentos ni visitas a bibliotecas para vivir de primera mano la historia de este emblemático pueblo con sus personajes más representativos. 
Es la compañía Teatro de Historia, de Valladolid, la que desde ayer y durante todo el verano protagonizará una teatralizada por el casco histórico de Arévalo. Un grupo de cuatro actores con vestimentas adecuadas a cada escena, época y personaje logran con éxito que retrocedamos a la vida del siglo XV en la villa de Arévalo de la mano de Isabel I de Castilla, Fernando el Católico, Ignacio de Loyola o Juan Velázquez.  A eso de las 10,30 horas, Dionisio, Matilde y Tocinero, unos humildes plebeyos de la villa se presentaban ayer en la Plaza del Real ante la prensa y el alcalde Vidal Galicia para comenzar la visita teatralizada.
Entre bromas y presentaciones, el grupo llegó a la plaza del Císter, donde esperaba la mismísima Isabel I de Castilla. Aquella princesa nacida en la cercana villa de Madrigal de las Altas Torres en el año 1451, criada y educada en la paz de la villa, que más tarde sería proclamada como Reina en 1474. Ésta parecía desolada, al ver que el Palacio Real había desaparecido, donde se educó y jugó con otros niños de la corte. «La mi villa de Arévalo» decía la reina y actriz de la compañía- mientras contaba la historia al público de las disputas por el trono que tuvo con su hermanastro Enrique IV. 
Cambios de vestuario y escenario son los protagonistas, sin dejar de lado la interacción con el público, el humor y la información. Más allá de una simple visita guiada, los actores se adentran en la historia para escenificar el Tratado de Tordesillas con los Reyes Católicos, la lucha de Briceño con Ignacio de Loyola o la preocupación de Juan Velázquez por la pérdida de la villa de realengo de Arévalo. 
La visitas tendrán lugar los viernes, sábados y domingos de junio, julio y agosto, con dos pase a las 18,30 y 20,00 horas. «Septiembre y octubre dependiendo de cómo funcione, estudiaremos el poner más pases, ya iremos informando», declaró Roberto Herrero, el director de la compañía.
 
8.000 visitas. Esta visita teatralizada se suma al conjunto de exposiciones y visitas organizadas con motivo de ‘Credo’, las Edades del Hombre de este 2013. Un impacto que según ha confirmado el alcalde Vidal Galicia está siendo cada vez mayor, hasta alcanzar la cifra de los 8.000 personas que han pasado ya por la Oficina de Turismo, el doble que en la edición de Oña (Burgos) del pasado año, según agregó la consejera de Cultura y Turismo, Alicia García, ayer en la capital abulense.