Más agresiones a personal sanitario

B.M
-

Los datos indican un aumento entre enero y noviembre de 2019 de casi un 21% respecto a los 29 casos registrados en en mismo periodo del año anterior

Más agresiones a personal sanitario - Foto: Eugenio Gutiérrez MartÁ­nez

El Observatorio de la Comunidad de Castilla y León, en su sección de agresiones al personal de centros sanitarios, con información entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2019, marca en Ávila 35 incidentes registrados respecto a agresiones en sanidad, afectando a un total de 38 trabajadores. Esto supone una subida de casi un 21 por ciento respecto a los mismos datos del año anterior en cuanto al número de casos, puesto que entonces se contabilizaron 29 incidentes.
Esto significa que en el caso de Ávila se rompe la tendencia general de la región donde de forma global se produjo una bajada de un 12,4 por ciento al pasar de los 395 casos en los nueve primeros meses de 2018 a los 346 del mismo periodo de 2019. Aún así la variación es diferente según las zonas sanitarias y hay aumento también en El Bierzo (casi un 69 por ciento más) Valladolid Este o en el caso de las emergencias, mientras que se baja en Burgos, León, Palencia, Salamanca Valladolid Oeste o Zamora (casi un 53 por ciento).
En el caso de las agresiones contabilizadas en Ávila se dividen casi por igual en Atención Especializada que el Primaria puesto que de las 35 totales 19 corresponden al primer epígrafe y 16 al segundo.
En total en Castilla yLeón se contabilizan 346 agresiones que afectan a 393 trabajadores, de las cuales 214 son de Atención Especializada y 125 de Primaria, con un caso de otra sección.
El análisis ofrece también la información regional (no provincial) en cuanto a los ámbitos asistenciales. De esta forma, entre enero y septiembre del pasado año la cifra más alta de incidentes fue en hospitales, con 214 que afectaron a 249 trabajadores, aunque también en Primaria hubo 125 incidentes para 137 personas. A ellos hay que unir los de la Gerencia de Salud de Área o los de Emergencias Sanitarias, aunque es cierto que son mucho más minoritarios. En la comparativa respecto al año anterior sí que se ve que hay variación tanto en hospitales, donde descendieron un 5,7 por ciento, y de forma más acusada en Atención Primaria, con un 23,3 por ciento menos. Pero no bajan solo los incidentes sino que también se ve descenso en el número de trabajadores agredidos, especialmente con el 23,5 por ciento de reducción en Atención Primaria. 
En lo que no hay cambios es que las mujeres siguen siendo mucho más agredidas que los hombres, con 306 frente a 87. Y también predominan los médicos respecto al resto de especialidades, destacando también los enfermeros.
Cuando se habla de agresiones hay que tener en cuenta su diferente tipología, de forma que siguen predominando por número las de carácter gestual o verbal, con 360 del total, mientras que las físicas fueron 74. En este apartado se ve que estas agresiones se han reducido en 27 respecto al mismo período del año anterior, un 26,7 por ciento menos.
Estas agresiones físicas se produjeron principalmente en el área de Psiquiatría y Urgencias, aunque hay casos en los que también se llega a la consulta, el domicilio del paciente o incluso la vía pública.