Otro año de ilusión

L.C.S
-

El Real Ávila inicia la pretemporada con 15 jugadores fijos, pendiente de los refuerzos que completen una plantilla que aspira a estar dentro de diez meses peleando por subir a la Segunda División B

Otro año de ilusión - Foto: David Castro

En un escenario poco habitual para el primer día de la pretemporada, el campo de hierba de la Ciudad Deportiva, al estar el estadio municipal Adolfo Suárez ocupado con el Campeonato de España de Tiro con Arco, el nuevo Real Ávila 2019-2020 comenzó a dar sus primeras carreras para prepararse con el principal objetivo de que dentro de diez meses, allá por mayo del año que viene, estos mismos jugadores que ayer empezaron a prepararse, estén jugando la fase de ascenso a la Segunda División B.
Ese es el reto que desde directiva, cuerpo técnico y vestuario se plantean para una campaña para la que de momento hay 15 jugadores confirmados, después de que en la tarde de ayer se hiciera oficial y se presentara al último de los fichajes, el centrocampista procedente de la AD Alcorcón, Jorge Sánchez, un medio centro de 22 años.
Con esta incorporación, queda para completar el plantel que estará a las órdenes de Jónathan Prado, al menos dos laterales, uno por cada lado, un interior y dos puntas, a los que completarían alguno de los 4 jugadores que se encuentran a prueba con el equipo y que intentarán aprovechar la pretemporada para convencer a Prado que pueden ser útiles para su proyecto.
Doble sesión de entrenamiento en las tres primeras jornadas, destacando el sábado y el domingo, y aprovechar la semana que viene para meter mucha carga de entrenamientos antes de empezar a jugar partidos los fines de semana y los miércoles es el planteamiento de Prado para una pretemporada en la que « dosificaremos cargas de partidos para acumular los máximos minutos de entrenamiento con más sesiones que el año pasado», comentó el técnico, todo ello con la mira puesta en que todo hace indicar que esta temporada «habrá dos jornadas más al tener una liga de 21 equipos, con cinco partidos entre semana, lo que para los equipos menos profesionales puede ser un hándicap y ahí nosotros debemos aprovechar esa ventaja».
Para afrontarlo, «no quiero una plantilla más larga, pero sí con más polivalencia, que es lo que estamos buscando, así hemos buscado en los jugadores que han venido», asegura, y «en los que faltan por venir también queremos que puedan jugar  en un par de puestos».
El abulense Edu, por motivos laborales, es una baja de última hora para toda la temporada, «lo que nos ha trastocado mucho», reconoce Prado, mientras que con Vila, a la espera de lo que pueda llegar de delanteros, se está negociando.