Urgencia en las Cortes para aprobar 17 nuevas leyes

Santiago González
-
Las sesiones plenarias pendientes durante la presente legislatura se reducen a cuatro durante los meses de febrero y marzo, antes de la disolución del Parlamento. - Foto: Eduardo Margareto (Ical)

Seis proyectos y once proposiciones de ley esperan turno para su debate y votación en una de las cuatro sesiones plenarias que restan antes de cerrar el Parlamento el próximo 2 de abril

Las Cortes inician el último tramo de la legislatura con una ingente cantidad de iniciativas pendientes, fruto del trabajo de los cinco grupos parlamentarios y de la acumulación de proyectos de ley enviados desde la Junta de Castilla y León durante el último medio año. Seis proyectos y once proposiciones de ley destacan entre las cerca de 2.000 asuntos que esperan su debate en comisiones o pleno, aunque las formaciones políticas ya asumen que una gran parte de ellos caducarán cuando el próximo 2 de abril se disuelva el Parlamento para enfilar las elecciones del 26 de mayo.
La Mesa de las Cortes ya declaró hace unos días la vía de urgencia para la tramitación de las proposiciones de ley relativas a la carrera profesional de los empleados públicos y a la seguridad alimentaria con el propósito de llegar a tiempo. Sin embargo, algunas de las futuras leyes se quedarán en el cajón por falta de acuerdo para su aprobación en las cuatro sesiones plenarias que restan para la finalización de la legislatura.
Quizás el mayor de los fracasos para el Gobierno autonómico y el Grupo Popular es el fallido intento por concluir el modelo de ordenación territorial, en el que llevan trabajando casi una década. La aprobación del mapa de unidades básicas era el gran objetivo de la legislatura para los populares, pero la falta de acuerdo con el PSOE, cuyos votos son necesarios para su aprobación, lo harán inviable esta legislatura.
Otro de los proyectos de ley que pasará dificultades es el de diálogo civil, una iniciativa procedente de la Consejería de la Presidencia a la que todos los grupos parlamentarios de la oposición han presentado su enmienda a la totalidad. Éstas aún no han sido debatidas en pleno y, a menos de tres meses del cierre del Parlamento, parece difícil que haya margen para la negociación de enmiendas parciales.
Proyectos como los de la ley del deporte, el voluntariado o la conciliación de la vida familiar y laboral parecen disponer de tiempo y acuerdo suficiente para que salgan adelante en alguna de las sesiones plenarias que restan, dos en febrero y dos en marzo, aunque todas ellas irán cargadas con la tarea acumulada durante una legislatura con una intensa actividad.
La existencia de cinco grupos parlamentarios por primera vez en las Cortes autonómicas se ha dejado notar en el trabajo de los procuradores y en el de los propios servicios de la Cámara, que en muchos momentos se han visto desbordados. Todo ello y la sensación de que la Junta ha dejado demasiadas iniciativas legislativas para el último año ha provocado una acumulación de cerca de 1.900 proposiciones no de ley, preguntas o solicitudes de comparecencia.