Alicia García interpreta que Pedro Sánchez ha vendido España

Redacción
-

La diputada popular abulense vaticina que con el nuevo Gobierno habrá «más pobreza, más paro y más precariedad con la subida de impuestos que prepara»

Alicia García denuncia la "pérdida de calidad" en el tren - Foto: Belén González

La diputada por la provincia de Ávila, Alicia García, ha contrapuesto, una vez que el Congreso ha investido a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, «la España que ofrece el PP, en la que cabemos todos frente a la del PSOE y sus socios de Gobierno, que son los que quieren acabar con la igualdad de todos los españoles y atacan a nuestras instituciones».
Para la abulense «el discurso de Pablo Casado ha sido contundente, solemne, de Estado», ha valorado García, «en el que se ha dejado claro que el PP siempre antepondrá el interés general al partidista, defendiendo nuestras instituciones de los ataques de Sánchez y sus socios, con un planteamiento de confianza para los españoles que no quieren una España dividida en dos bloques». La situación a la que Sánchez «aboca a España» es a la de su discurso «de revanchismo y odio, tensionando el ambiente y la convivencia», ya que el presidente «ha mentido a la Cámara y a los españoles: dijo que no pactaría con los independentistas y aseguró que, con Bildu, nada. Hasta el final, miente. Su palabra no vale nada», ha explicado la parlamentaria.
La preocupación de la diputada por Ávila se fundamenta en que «el presidente ha vendido a España metiendo en el Gobierno a los que se han conjurado para destruirla, sus socios radicales, lo que consuma la deriva del PSOE con Sánchez a la cabeza, por lo que es intolerable que dé lecciones de nada».
En contraste, García subraya la «dignidad del Partido Popular y de Pablo Casado, que ha dicho hoy algo muy importante: es mejor tener honra sin Gobierno que Gobierno sin honra, y que, desde hoy, tenemos uno que lo es gracias a haber pactado con todos aquello con quienes dijo que no lo iba a hacer».
«Desgraciadamente», vaticina la diputada abulense, «habrá más pobreza, más paro y más precariedad con la subida de impuestos que prepara, que es un castigo en toda regla a las clases medias». Por último, Alicia García ha insistido en que «el PP es el partido de todos aquellos españoles que hoy se sienten desamparados. A ellos Casado también les ha dirigido un mensaje de esperanza, porque no los vamos a defraudar. Queremos una España que no aspire a su fragmentación, sino a ser admirada en el mundo. Que no se empeñe en luchas de clases, ni de géneros, ni de religiones, sino en convivencia en paz y seguridad. Trabajaremos por hacer realidad los buenos tiempos de España», concluye un comunicado del PP.



Las más vistas