scorecardresearch

La India anima a las empresas a que aprovechen su potencial de negocio

M.E.
-

La Cámara acogió una jornada en la que se abogó por incrementar «el flujo» de inversión, con la agroalimentación, el turismo y el marketing como las principales oportunidades para la región

Jornada sobre el mercado indio en la Cámara de Comercio. - Foto: Antonio Bartolomé

La India está abierta a nuevas oportunidades de negocio y, como país emergente, tiene un gran potencial. Ese fue, a grandes rasgos, el mensaje principal que se quiso trasladar a la veintena de empresas que participaron en la jornada desarrollada en la Cámara de Comercio de Ávila ‘India, Oportunidades de Comercio Exterior’. Miembros de la Embajada, la Cámara de Comercio de India en Europa y la Casa de la India en Valladolid identificaron las principales necesidades de su país y también los puntos fuertes de las empresas de Castilla y León, todo ello para intentar que aumente el nivel de relaciones entre ambos países puesto que el potencial existente es «superior al real», con una balanza comercial de cinco millones de dólares.

El director en Europa de la Cámara de Comercio India, Gour Saraff, destacó que Castilla y León tiene «un sector agroalimentario muy fuerte» y con «una tecnología puntera» que «nos atrae mucho». La India tiene una clase media «de más de 200 millones de personas» y está «intentando crear una industria» en agroalimentación (tienen un mercado de 120 millones y perspectivas de llegar a 200), de ahí que destacara las «oportunidades existentes».

El ministro consejero de la Embajada de la India en Madrid, Biraja Prasad, calificó las relaciones entre los dos países como «fluidas». «Están empezando a madurar y podemos llevarlas a otro nivel», dijo, teniendo España unas 140 empresas allí y La India unas 30 aquí. Eso demuestra «que no es difícil instalarse en la India», viendo «muchas oportunidades» en sectores como la agroalimentación -el procesamiento de alimentos, el transporte y la logística- y el turismo, en la gestión de patrimonio como recursos y las cadenas hoteleras de dos y tres estrellas.

La India, que en unas décadas «puede convertirse en la segunda potencia mundial», es uno de los motores en «la producción de productos farmacéuticos genéricos», campo en el que ve posibles colaboraciones con España, que «tiene que importar muchos productos» de ese sector, indicó.