Aumentan los turismos que presentan deficiencias en la ITV

L.C.S
-

De los 58.378 que pasaron por las estaciones de la provincia de Ávila, menos de la mitad, el 48,33%, tuvieron el dictamen de «favorable», dos puntos menos que en 2017

Aumentan los turismos que presentan deficiencias en la ITV - Foto: David Castro

A juzgar por los datos del Anuario Estadístico de ITV 2018 elaborado por la Dirección General de Industria y Competitividad de la Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, el estado general del parque de turismos en la provincia de Ávila ha empeorado en el último año, ya que mientras que en 2017 fueron el 50,61 por ciento los que  tuvieron el dictamen de «favorable» en las inspecciones, durante 2018 esa cantidad se rebajó en más de dos puntos, quedándose en el 48,33 por ciento. De esta manera, de los 58.378 analizados en las cuatro estaciones en los que se puede realizar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en la provincia de Ávila, 28.216 tuvieron esa etiqueta, mientras que 21.615, el 37,03 por ciento, salieron con un «defecto leve» y los 8.547 restantes, el 14,64 por ciento, se sumaron entre «desfavorables» y «no aptos».
En comparación con los datos de 2017, los defectos leves de detectaron en el 35,8 por ciento, mientras que entre «desfavorables» y «no aptos» alcanzaron el 13,52, por lo que necesitaron una segunda inspección para lograr la pegatina correspondiente.
En el conjunto total de las inspecciones periódicas, sumando todas las categorías de vehículos, de las 90.617 que se llevaron a cabo en Ávila, fueron «favorables» el 43,98 por ciento, un total de 39.854, detectándose «defectos leves» en el 40,02 por ciento, 36.263. Entre «desfavorables» y «no aptos» se alcanzaron los 14.500 vehículos, justo el 16 por ciento del total.
mercancías. Al igual que sucedió el año pasado, son los vehículos de mercancías de menos de 3.500 kilos los que peores datos en cuanto a resultados en las inspecciones se refiere, presentan.
En 2018 se analizaron 17.535 vehículos de este tipo en Ávila, y de ellos sólo el 28,58 por ciento (5.011) no tuvieron ningún defecto. Más de las mitad, concretamente 9.048 (51,60%) tuvieron algún «defecto leve», y fueron 3.476, el 19,82 por ciento, los que fueron catalogados como «desfavorables» o «no aptos». En los dos primeros casos los resultados de los camiones abulenses están peor que la media regional (35,48 y 42,91, respectivamente), mientras que en el tercero está algo mejor (21,71).
 Parecidos son los datos en los vehículos de mercancías de más de 3.500 kilos, ya que aquí los que tuvieron «defectos leves» fueron 1.370 (46,81%) y entre «desfavorables» y «no aptos» alcanzaron la suma de 700 (23,92%). El 29,28 por ciento de este tipo de vehículos, 857, pasaron la inspección a la primera sin ningún problema.
Durante las inspecciones realizadas en toda Castilla y León se detectaron hasta un total de 1.811.056 defectos, de los que 469.600 eran graves, aquellos que automáticamente imposibilitan que un vehículo pueda superar la revisión obligatoria. Así, el promedio de errores graves detectados por vehículo rechazado es de casi dos.