Avances y dudas en el proyecto de abastecimiento de Cogotas

B.M
-

El Ayuntamiento plantea en la comisión de seguimiento que el embalse pueda ser una fuente de abastecimiento regular, más allá de momentos de sequía prolongada

Avances y dudas en el proyecto de abastecimiento de Cogotas

La segunda reunión de la comisión del seguimiento del convenio para aprovechar el embalse de las Cogotas para abastecer a la ciudad dejó sobre la mesa avances en la tramitación, con una posible licitación cuando se apruebe el proyecto en verano, pero también la espera que mantiene el Ayuntamiento, que está pendiente de estudiar las distintas fuentes de abastecimiento a través del grupo de expertos que se aprobó en Pleno. Además, el Ayuntamiento llevó a esta reunión la petición de que la fuente de las Cogotas pueda ser para «abastecimiento normal y regular en caso de que fuera necesario» y no solo para periodos de «estiaje prolongado», que es como viene reflejado en el convenio, tal y como explicó el alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera. 
Lo que sí quedó claro es que tanto el Gobierno, a través de Acuaes, como la Junta, se mantienen firmes en su apuesta por este proyecto. El propio subdelegado del Gobierno, Arturo Barral, aseguró que «este convenio marcha, va a seguir marchando y marchará hasta su finalización y ejecución final». Esto es posible tras aceptar un cambio en el proyecto marcado por la Confederación Hidrográfica del Duero, que supone cambiar la cota por la que discurrirá las canalizaciones y que ya se está incluyendo en la redacción. Con ello, según indicó el director técnico de Acuaes, Jerónimo Moreno, a finales de este mes o principios del próximo estará el proyecto disponible para la supervisión de la Confederación y proceder después al trámite normal, primero con el paso de información pública con los bienes que se ocupan, aunque son mínimos, y posteriormente con la aprobación, que se espera para verano. A partir de ese punto se podrían licitar las obras «si todas las partes están de acuerdo».
Para ello ya se está trabajando en este momento en adecuarse a la condición de la CHD que ha fijado esa cota mínima para las conducciones que ha llevado a modificar el proyecto. Esto supone subir un metro y medio las conducciones en el tramo del dominio público hidráulico del embalse de las Cogotas y, por tanto, una «modificación de todo el eje de la tubería». En todo caso, el representante de Acuaes explicó que no se trata de un cambio sustancial, aunque sí hay que incluirlo.
Por su parte, la Junta se mantiene con firmeza en su apoyo al proyecto, según explicó el director general de Carreteras e Infraestructuras,  Jesús Félix Puerta, quien señaló que salían de la reunión «convencidos de nuestro apoyo total a este convenio». Un convenio que, hay que recordar, supone crear la infraestructura necesaria para que la ciudad de Ávila se pueda abastecer desde las Cogotas en épocas de sequía prolongada.
Lo que sí está pendiente es el visto bueno definitivo por parte del Ayuntamiento. Por el momento, el alcalde de Ávila insiste en que la preocupación de todas las instituciones es «garantizar el abastecimiento de agua a la ciudad» pero también considera que, aunque el convenio «es positivo», el Ayuntamiento quiere considerar al grupo de expertos aprobado por unanimidad de los grupos en el Ayuntamiento (PP, PSOE, Cs y Por Ávila) para que «se puedan estudiar las distintas fuentes de abastecimiento para la ciudad». 
Esto quiere decir que lo que determinen estos expertos puede ser compatible con el proyecto de las Cogotas, pero Sánchez Cabrera insistió en que ahora la situación es diferente a cuando se aprobó el convenio, con nuevas fuentes incorporadas (sondeos en el Soto y cambio en el punto de vertido de la EDAR), por lo que para ver si el recurso de las Cogotas es  «la mejor opción o la única» hay «que esperar al estudio que hagan los expertos y ver las distintas opciones que haya para el abastecimiento de la ciudad» y en función de ello «el Ayuntamiento se pronunciará al respecto», aseguró. Lo que también hizo Sánchez Cabrera es apelar a la responsabilidad como administración a la hora de tomar decisiones, especialmente en un proyecto «que va a tener un coste económico para todos los abulenses», con más de ocho millones y una subvención de 1,2 millón por parte de la Junta.
Por el momento, lo que sí ha hecho el Consistorio es preguntar si la infraestructura de las Cogotas se podría utilizar más allá de momentos de sequía prolongada, que era lo recogido en el convenio, de forma que «se pudiera utilizar también como abastecimiento normal y regular en el caso que fuera necesario».
Lo que se pretende hacer es incluir esta posibilidad en el plan de emergencias que se está preparando y posteriormente sería estudiada esta opción por parte de la Confederación si lo solicitara el Ayuntamiento. En este contexto, el alcalde hizo una especial referencia a lo que puede suponer para la ciudad la puesta en marcha del plan de fomento industrial con el que está trabajando la Junta y donde habría que garantizar el abastecimiento a los polígonos industriales, con nuevas empresas que puedan llegar o con el crecimiento de las de Ávila. Por ello en la reunión se indicó que ya dentro del plan de emergencias se podría solicitar la utilización en caso de necesidad.