Los concursos de acreedores aumentan un 120 por ciento

E.Carretero
-

Ávila contabilizó a lo largo del pasado año once procedimientos concursales frente a los cinco registrados el año anterior, siendo la provincia de Castilla y León donde más aumentan los deudores en situación de insolvencia

Ávila fue la provincia de Castilla y León donde más aumentaron los concursos procesales el pasado año, en este caso un 120 por ciento tras pasar los deudores concursales de los cinco con los que cerró 2018 a los once que se registraron a lo largo del pasado ejercicio, según los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este importante incremento contrasta con el dato regional, donde los deudores concursados disminuyeron en el último año un 2,5 por ciento, hasta los 233 en total, y también con el nacional donde, pese al aumento de este tipo de procesos, el incremento fue únicamente del 3 por ciento, hasta los 6.599 en el conjunto nacional.
Así las cosas, 2019 rompió la racha de los últimos tres ejercicios, teniendo en cuenta que desde 2016, cuando en Ávila entraron en concurso de acreedores 17 personas, tanto físicas como jurídicas, la cifra de deudores concursados no había hecho más que descender. Así, en 2017 se registraron nueve procedimientos concursales y cinco en 2018.  
Los datos de la Estadística de Procedimiento Concursal del INE muestran que de los once deudores concursados a lo largo del pasado año, lo que incluye a empresas y a personas físicas con y sin actividad empresarial, todos, salvo uno, se llevaron a cabo tras un proceso voluntario. Además, en todos los casos el concurso de acreedores se realizó mediante un procedimiento abreviado así como en ninguno tampoco existió una propuesta anticipada de convenio para la quita o espera de cobro de la deuda.
El último trimestre del año fue el que más deudores entraron en concurso de acreedores, concretamente cuatro en esta provincia, mientras que en el primer trimestre se registraron tres y dos, respectivamente, en los trimestres restantes.
En cuanto a la naturaleza jurídica de los deudores, más de la mitad de los concursados, seis en este caso, eran personas físicas sin actividad empresarial, mientras entre las empresas concursadas había una sociedad anónima y cuatro sociedades con responsabilidad limitada.
Según apunta ICAL, Castilla y León cerró el pasado ejercicio en el octavo lugar del ranking autonómico, por detrás de Cataluña, con 1.946 procedimientos concursales; Madrid, con 1.038; Comunidad Valenciana, con 904; Andalucía, con 620; País Vasco, con 318; Galicia, 296; y Aragón, con 262. En el lado opuesto se situaron La Rioja (37), Cantabria (57) y Navarra (59).