Carriedo anuncia el trámite del plan territorial de Ávila

Ical
-

El consejero de Economía y Hacienda explicó que en un «futuro inmediato» se constituirá el grupo de trabajo para un proyecto que se fundamenta en la pérdida de tejido industrial

Carriedo anuncia el trámite del plan territorial de Ávila

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, anunció este sábado que las mesas del Diálogo Social dieron el visto bueno al inicio del procedimiento para la elaboración de los planes de fomento territorial de Garoña y Ávila y su entorno. Asimismo, explicó que el plan de Miranda de Ebro (Burgos) se prorrogará durante el año 2020.
Carlos Fernández Carriedo expuso, en ‘Los Desayunos de Ical’, que tras el visto bueno en el ámbito del Diálogo Social este mes, en un «futuro inmediato se constituirá el grupo de trabajo, invitando a que las corporaciones locales designen a sus representantes» porque el modelo exige la participación de ayuntamientos y diputaciones.
Carriedo aclaró que estos dos planes territoriales tienen la conformidad, en el caso de Garoña por la pérdida de empleo por el cierre de la central nuclear, y en el de Ávila a la pérdida de su ya escaso tejido industrial.
Precisamente respecto a Ávila, reconoció que en los últimos años se ha perdido tejido industrial «del poco que había» pese al compromiso «claro» de la Junta para apoyar proyectos instalados en esa zona. Al respecto, recordó que el Ejecutivo autonómico estuvo desde el principio apoyando la reconstrucción de la planta de Ornua cuando se quemó así como a sus trabajadores. Asimismo, se refirió a la nueva nave que construirá por 28 millones de euros la Junta en el polígono de Vicolozano, que se alquilará a Nissan y en la que se iniciará su nuevo proyecto de componentes y de repuestos.
Carlos Fernández Carriedo adelantó que su «idea» es tener aprobados los planes el próximo año. «Hay buena voluntad por parte de todos los actores», dijo, para explicar que se ha hablado con los integrantes del Diálogo Social, así como con las administraciones territoriales. «Ambas son muy receptivas de que se haga este plan, pero también exige un esfuerzo de las propias corporaciones locales».
Carlos Fernández Carriedo defendió que estos programas territoriales «están funcionando bien donde se están desarrollando» y aseguró que no son incompatibles con la política industrial para toda la Comunidad, y las sectoriales para los sectores productivos. «Se trata de que determinadas áreas que han perdido mucho peso industrial en los últimos y hay que restaurarlas», dijo. Por último, constató el reconocimiento de los consistorios donde se desarrollan de que «son útiles» y puso sobre la mesa la «sensibilidad» del Gobierno con todas las zonas, con el mismo o diferente color político.



Las más vistas