Y lo peor aún no ha pasado

A.S.G.
-
Y lo peor aún no ha pasado - Foto: Diario de Ã?vila David Castro

Real Ávila y Cebrereña, que este fin de semana se vio obligada a suspender su partido ante el Bupolsa, deberán buscar acomodo esta semana para poder entrenar ante el estado de los campos de fútbol. En riesgo el partido del próximo domingo

Como si fuera el día de la marmota, el Real Ávila y la Cultural Deportiva Cebrereña vuelven a encontrarse ante una situación que ya vivían hace apenas unas semanas con el último temporal. Entonces los equipos abulenses estuvieron cerca de semana y media sin poder entrenar por la acumulación de nieve y hielo en los campos de la ciudad y lo cierto es que la semana que arranca apunta a lo mismo. Bien es cierto que se libró el Real Ávila de una nueva suspensión de partido –tras sortear un duro camino hasta Bembibre no encontró problemas en La Devesa– pero no podrá librarse de las consecuencias. Ni los encarnados ni los culturalistas, que ya suman en su casillero dos partidos aplazados. Y el tercero, al menos en el caso del Real Ávila, empieza a rondar entre los peores escenarios viendo el estado que presenta el Adolfo Suárez.