Plantean cambiar la toma de El Burguillo para abastecer

B.M
-

El alcalde de El Barraco, tras la reunión mantenida con la Confederación Hidrográfica del Tajo, explica que ya están en contacto con la Junta de Castilla y León para ganar profundidad

Plantean cambiar la toma de El Burguillo para el abastecer - Foto: David Castro

Los municipios del Alberche se plantean un cambio en la toma de agua de El Burguillo para poder garantizar el abastecimiento, sobre todo el momentos como el actual cuando las reservan van disminuyendo y no se sabe cómo va a seguir la situación.
José María Manso, alcalde de El Barraco, explica que ya están en contacto con la Junta de Castilla y León para poder hacer un alargamiento de la toma y conseguir más profundidad que evite que se quede al descubierto y, por tanto sin abastecimiento. Un planteamiento que ya se hizo el pasado año pero que finalmente no se ejecutó porque llegaron las lluvias.
Los últimos datos de la Confederación Hidrográfica del Tajo indican que El Burguillo se encuentra actualmente con casi 81 hectómetros cúbicos de agua embalsada. Esto quiere decir que, respecto a los 201 que son la capacidad máxima, el pantano está al 40,2 por ciento de su capacidad tras perder más de cuatro hectómetros en la última semana. Respecto a la misma semana del año anterior está más de 40 puntos por debajo.
Esto supone que se siguen perdiendo reservas, motivo por el cual recientemente se mantuvo una reunión con la Confederación Hidrográfica del Tajo sobre todo porque alcaldes del Alberche querían saber cuál era la previsión de desembalse. No se volvieron de la reunión con los datos muy claros puesto que la explicación que recibieron era que dependía del tiempo y lo que dure la sequía y en función de ello se hará «más o menos desembalse».
Y es en este punto donde se tuvo que volver a plantear la previsión de alargamiento de las tomas en El Burguillo con un abastecimiento que desde ahí llega directamente a El Barraco, San Juan de la Nava y Navaluenga después del importante proyecto que se realizó para el abastecimiento de estos municipios. Ahora se encuentran pendientes de ver «qué pasa con en pantano» en lo que es «un año complicado» y donde recuerdan que tienen las tomas de impulsión «en El Burguillo a una cota y si se baja de ese nivel se quedan fuera del agua».
Reconoce José María Manso que el cambio para esta captación no es fácil y por ello ya se planteó el pasado año a técnicos de la Diputación y la Junta de Castilla y León para «bajar la profundidad de las bombas», en este caso con un alargamiento en el río «para buscar profundidad, que no tiene que ser de demasiados metros para encontrar la profundidad suficiente». Aún así es «una obra importante en la que seguramente se tenga que trabajar dentro del agua, con buzos» y donde «habría que plantearse cambiar el sistema».
Por ello están en contacto con la Junta de Castilla y León, tanto con Somacyl como por la Consejería, tal y como se hizo el año pasado para ver «si el cualquier momento que puedan nos ponemos a la obra».