El piorno se alía con el Delibes 'defensor del mundo rural'

I.Camarero Jiménez
-

Hoyos del Espino acogió uno de los actos centrales del festival de 2021 con el descubrimiento de una placa homenaje al escritor vallisoletano y la inauguración de una muestra sobre su figura y obra

El piorno se alía con el Delibes ‘defensor del mundo rural' - Foto: Ricardo Munoz Martin

El Festival del Piorno en Flor hace más de una década que echó a andar, en un principio aupado por la Asociación de Empresarios del Norte de Gredos (Asenorg) que ahí sigue capitaneando un proyecto que nació en homenaje a un humilde arbusto que todo lo tiñe de amarillo al llegar la primavera y hasta rozar el verano. El arbusto de algún modo fue la luminosa excusa que pretendía algo más reivindicar la tierra, el medio rural, la flora y la fauna de una Sierra de Gredos que es eso y mucho más, pero también la cultura popular y ahí es donde enraíza en este aún atípico 2021 la figura de un Miguel Delibes al que se ha querido rendir homenaje y que su familia y su fundación han querido corresponder.

Desde este sábado 12 de junio, centralizado en la Casa del Parque de Hoyos del Espino, se inició ese gesto hacia la figura de uno de nuestro más importantes escritores. Continuará durante un mes a modo de exposición que se convertirá en itinerante y quedará reflejado de forma permanente con una placa que luce junto a este centro de interpretación de la naturaleza.

Este sábado, Hoyos del Espino se convertía en epicentro del festival del que forman parte todos los pueblos del norte de Gredos y allí se daban cita por supuesto numerosos representantes de Asenorg, principal actor de este Piorno en flor’ pero también de las diferentes instituciones con las que se han asociado en este caminar de más de una década. Junta de Castilla y León, Diputación de Ávila, ayuntamientos, asociaciones de vecinos, culturales... Una gran alianza para ensalzar el valor de la tierra, de una de nuestras comarcas ‘que se vistió de amarillo para la ocasión’. Como el arbusto del festival, el festival fue la excusa para homenajear a Delibes, quien se hizo presente a través de sus hijos, Juan y Adolfo,  y quien recibió hermosas palabras de todos los presentes, empezando por el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones. Fue este último quien recordaba que aún colea el centenario del nacimiento de Delibes, un escritor que tuvo también su parte abulense pues aquí pasó no pocos días de su existencia y sobre todo de sus horas de asueto en su faceta de cazador y pescador, como después detallaría su hijo Juan Delibes.

El piorno se alía con el Delibes ‘defensor del mundo rural'El piorno se alía con el Delibes ‘defensor del mundo rural' - Foto: Ricardo Munoz MartinPara Suárez Quiñones el escritor vallisoletano fue sin duda un «escritor, pero también un naturalista, un visionario, un filósofo, un adelantado a su tiempo» y uno de los primeros en hablar de esa consabida y necesaria «sostenibilidad» tan necesaria para mantener lo mucho y bueno que tenemos. Ya en el año 1975 decía el consejero acertó a advertir que en el tema medioambiental «no íbamos por el buen camino»

Suárez Quiñones destacó «lo oportuno de hacer confluir este festival del piorno con el homenaje a Delibes» en su centenario. Y para responder por parte del escritor fue su hijo Juan quien tomó la palabra para agradecer tanto cariño después de más de 11 años de la muerte de su amado padre. Ése con quien conoció y disfrutó de Gredos y quien le guió, como a otros tres de sus seis hermanos (son siete en total) hasta convertirse en biólogos en ese amor que les inculcó por la tierra. Aquí, en Gredos, en el Tormes venían a pescar truchas que las había en cantidad recordaba, aquí venían a pasar los fines de semana «a comer en Rasquilla, también truchas silvestres porque entonces estaba permitido» y a dormir a lugares como Hoyos del Espino o Navarredonda. Detalles que dejan muy claro que eran amantes de la tierra que hoy les invita y por lo que sentían tremendo orgullo.

Juan Delibes sacó en su intervención a relucir la faceta de su padre como cazador y pescador, precisamente la que guía la exposición que por espacio de un mes se podrá visitar en la Casa del Parque de Hoyos del Espino hasta dentro de un mes que se trasladará a Guisando y de allí muy probablemente a otras casas del parque pues la apuesta es que sea itinerante. También habló de su progenitor como el hombre que le hizo a él enamorarse de un Gredos que este sábado volvía a pisar. Reconoció que tanto como conoció esta tierra esperaba más alusiones a ella en su obra aunque trajo a colación que en una de sus obras ‘Mis amigas las truchas’ Miguel Delibes mostró su arrepentimiento por no haber viajado con mis hijos y mi yerno a pescara a Gredos. Su Tormes, tan sólo tenía un «pero» para Juan Delibes, que las truchas no eran tan grandes como en León.

El piorno se alía con el Delibes ‘defensor del mundo rural'El piorno se alía con el Delibes ‘defensor del mundo rural' - Foto: Ricardo Munoz MartinIlustrativas y atrayentes palabras que el público escuchó con no poca atención y que preludiaron el momento de descubrir la placa en homenaje a su padre obra del artista local Miguel de Artesón, de la inauguración de la exposición y de la lectura pública de los textos del gran autor vallisoletano.

Por supuesto que la presidenta de Asenorg, Isabel Sánchez Tejado, compareció para dar las gracias públicamente por los apoyos a esta aún atípica edición, pero también para manifestar que hay ganas de seguir creciendo y de llegar a más pueblos y de sumar: «qué se amplíe más allá de Gredos», pedía

Junto a todos ellos, el anfitrión, el alcalde de Hoyos del Espino, Jesús González Tejado, quien se mostraba encantado de recibir a todos los invitados en el pueblo con motivo del festival y para el que se había programado el homenaje a Delibes que tenía claro «va a quedar muy bonito».

No ante los medios pero si ante el público en general compareció en representación del presidente de la Diputación, Carlos García,  (convaleciente aún por la covid-19) el diputado Javier González, quien dejaba patente que estábamos ante una iniciativa «muy consolidada» y todo gracias a «un humilde arbusto» y quien comprometió trabajo y esfuerzo para que la provincia «florezca», además de ensalzar la figura del homenajeado.

Muy de agradecer varios asuntos, el reparto de mascarillas para todos los asistentes y de color amarillo piorno para la ocasión; el abastecimiento de agua a los presentes porque el acto se alargó y el sol empezaba a calentar y el reparto de sombreros de la Fundación Delibes precisamente para mantener las cabezas a la sombra.

Junto a todos ellos se pudo ver a diferentes representantes tanto de los municipios como de las instituciones y de diferentes partidos políticos, entre ellos también Jesús Caro, secretario provincial de los socialistas abulenses y quien se apoyó en este acto para poner en valor, posteriormente en una nota de prensa, la necesidad de «apostar por la cultura para dinamizar el medio rural»



Las más vistas