El alcalde de La Adrada renuncia a su sueldo para crear ayudas de alimentos

Estela Carretero
-

Parte de lo dejado de percibir por Francisco de Pedraza desde abril, concretamente 10.000 euros, se repartirá mediante un sistema de vales de compra a las familias más necesitadas

El alcalde de La Adrada renuncia a su sueldo para crear ayudas de alimentos

El Ayuntamiento de La Adrada ha aprobado una ayuda dirigida a que las familias del municipio que peor lo están pasando a consecuencia de la crisis puedan adquirir alimentos y otros productos básicos. Esta ayuda, para la que se ha aprobado una ordenanza específica, no tendría nada de especial, ya que son muchos los Ayuntamientos que de una forma u otra están habilitando subvenciones para hacer frente a las situaciones de necesidad, si no fuera por el origen de la partida presupuestaria destinada a la misma. Y es que los 10.000 euros que este año va a destinar el Ayuntamiento de La Adrada a que los vecinos que peor lo están pasando puedan adquirir algo tan básico como alimentación provienen de una parte del dinero que desde el pasado mes de abril, y una vez que renunciara a su sueldo, ha dejado de percibir el alcalde de este municipio, Francisco de Pedraza.    
Asegura el alcalde que renunció a su sueldo esta primavera entre otras cosas porque «cuestiones de salud» le iban a obligar a ausentarse con frecuencia del Ayuntamiento, con lo que propuso que el dinero que en principio estaba presupuestado para pagar su nomina  fuera dirigido «a quienes peor lo están pasando».
Así las cosas, 10.000 de los cerca de 18.000 euros que de Pedraza habría percibido entre abril y diciembre se destinarán a estas ayudas que, asegura el regidor, se repartirán el próximo mes de diciembre con el objetivo de que «las navidades sean un poco mejores» para los beneficiarios de las mismas.
Según el alcalde, serán 27 las familias que se van a beneficiar de estas ayudas que se repartirán en función de los miembros de la unidad familiar y en forma de vales de compra «de 5, 10 y 20 euros». Estos vales, explica de Pedraza, se podrán utilizar en los 17 establecimientos comerciales adheridos a esta iniciativa, contando todos ellos con un distintivo que evidencia esta colaboración.
Si bien «la mayoría de las familias que recibirán estas ayudas ya eran usuarios del banco de alimentos», Pedraza explica que el Ayuntamiento ha comprobado a través de certificados de ingresos y otros medios que las 27 familias perceptoras de estos vales de compra cumplen con lo que establece la normativa municipal que regula la concesión de estas subvenciones.