"La ciudad se ha involucrado en el cambio de rumbo"

L.C.S
-

Entrevista a Jesús Manuel Sánchez Cabrera, alcalde de Ávila

"La ciudad se ha involucrado en el cambio de rumbo" - Foto: David Castro

Un año, y más con las vicisitudes por las que ha atravesado la ciudad de Ávila desde junio de 2019, da para mucho. Este es un balance de quien dirige el Ayuntamiento de Ávila.
¿Con qué tres palabras definiría el primer año de mandato del equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Ávila?
Trabajo, cercanía y reivindicación.
¿Qué destacaría como el principal logro de su labor?
La implicación de toda la ciudad para conseguir el cambio de rumbo que necesitaba Ávila. Hemos conseguido que la ciudad se involucre, que se implique, que entienda que es necesario ese cambio de rumbo, y que confíe en el equipo de gobierno para que se pueda hacer.
¿Y el principal error?
En varias ocasiones he caído en la tentación de entrar en el barro con la oposición. Creo que la oposición tiene un trabajo que hacer, la crítica siempre y cuando sea constructiva es necesaria, y como alcalde no debo caer en la tentación de entrar al trapo, debo dejar que sigan haciendo su trabajo y nosotros el nuestro como equipo de gobierno. Pido disculpas por esta cuestión.
¿Cree que la ciudad está mejor o peor que hace un año?
Creo que está mejor. Las calles, los parques, los jardines, han mejorado y se va notando el cambio en la ciudad. Hemos ganado mucho en participación ciudadana, las Fiestas de La Santa fueron un gran éxito de participación e implicación de toda la ciudad. Por primera vez fueron unas fiestas patronales. Creo que la campaña de Navidad también fue muy importante, en la que se volcó el comercio y nos volcamos como Ayuntamiento y se dio una gran participación por parte de los abulenses. Y también se vio en el Carnaval, en el que hubo una gran participación, la gente lo pasó, bien, volvimos al Mercado Chico y la carpa permitió hacer más actividades.
¿En qué cree que ha mejorado y en qué ha empeorado la ciudad?
Ha mejorado en la implicación de todos los abulenses y en la implicación del equipo de gobierno en el día a día de la ciudad. Hemos dado participación a todas las asociaciones de vecinos y escuchado a toda la sociedad abulense, empezando por los comerciantes, los empresarios y los autónomos. Y hemos empeorado en una cuestión muy importante que es el desempleo, que ha aumentado  debido a esta crisis sanitaria, social y económica, y tenemos un reto por delante muy importante para trabajar para generar empleo.
¿La pandemia desvirtúa cualquier balance que se pueda hacer?
Por supuesto. No sólo la pandemia, sino también la sequía, la mayor de los últimos 40 años, en la que tuvimos que tomar decisiones determinantes para poder tener agua y conseguir que no hubiera ni un solo corte de agua, que fue muy importante. Pero desde luego la pandemia condiciona todo  porque nos ha sumido en una crisis sanitaria, social y económica muy importante que ha atacado las personas más vulnerables, a los más mayores, ha fallecido mucha gente y por lo tanto el daño social también es importante. A nivel económico ha causado un gran daño a empresas, comercios autónomos y también ahí tenemos un reto muy importante como Ayuntamiento, arrimando el hombro siempre, independientemente de que sea una competencia municipal o no lo sea. Aunque no sea competencia, sí que es de incumbencia del Ayuntamiento y siempre vamos a estar ahí para apoyar a todo aquel que lo necesite. Las puertas del Ayuntamiento están abiertas para todo abulense que lo necesite.
¿Cómo se plantean solucionar la delicada situación económica del Ayuntamiento, cómo ustedes mismos la califican?
La cuentas han sido golpeadas fuertemente por la pandemia. Hemos dejado de tener ingresos muy importantes que son claves para mantener los ingresos que estaban previstos en el presupuesto y que son necesarios para mantener la vida de la ciudad y los servicios que se prestan a los ciudadanos. Por eso en este momento estamos haciendo un ajuste presupuestario muy importante, ya hemos hecho varias modificaciones presupuestarias y seguiremos haciéndolas para poder ir cubriendo los gastos, con los ajustes necesarios en aquellas partidas que no se puedan desarrollar  o que podamos prescindir de ellas.
¿Sigue habiendo margen para realizar ajustes presupuestarios?
Seguimos ajustando a medida que transcurren los días. Tenemos que ser prudentes y no podemos prescindir de determinadas actividades importantísimas para dinamizar la economía de la ciudad, pero también somos conscientes de que tenemos que ajustar el presupuesto para poder seguir prestando los principales servicios a la ciudad y pagar la nómina de los empleados públicos. Se está haciendo un gran trabajo desde el área económica para poderlo conseguir.
Uno de sus objetivos a principio de año para el final del mandato era reducir la deuda a la mitad, ¿eso sigue siendo posible?
Ese objetivo nos lo habíamos marcado porque somos un equipo de gobierno responsable que considera que teníamos que minorar la deuda todo lo posible, pero manteniendo la inversión, porque es importante que la haya en la ciudad para que dinamice la economía del municipio, que genere trabajo y economía social. La pandemia lo condiciona todo. Es muy difícil que podamos conseguir en este objetivo, pero vamos a trabajar en esa dirección y ver hasta dónde podemos llegar. La pandemia no estaba prevista, evidentemente, y nos ha hecho un roto muy importante en las cuentas.
¿Hasta que punto cambia el planteamiento en lo que resta de mandato esta situación económica?
Las personas son lo más importante. Tenemos muy claro que el prestarle atención a los más vulnerables va a ser una de las claves y una de las prioridades de este Ayuntamiento. Lo está siendo durante toda la pandemia, pero también debemos mantener la inversión. Por eso vamos a intentar no reducirla, e intentar reducir de otras partidas presupuestarias porque la inversión genera empleo en aquellas empresas adjudicatarias y por lo tanto se genera empleo en la ciudad, y ahora mismo es uno de los objetivos también prioritarios, recuperar ese empleo que se ha perdido con esta crisis económica.
Hablando de inversiones y proyectos, ¿le preocupa el grado de cumplimiento del programa electoral en este primer año?
No, porque hemos sentado las bases de lo que va a ser este mandato, en el que nos fijamos como objetivo el cambio de rumbo de la ciudad y ya se ha iniciado. Ahora vamos a ir poco a poco cumpliendo el programa electoral no solamente de Por Ávila, sino también el de Ciudadanos. Estamos trabajando dos grupos políticos, bien compenetrados, en la misma dirección, como un solo equipo y por eso el objetivo es cumplir al máximo los programas electorales con los que nos presentamos ambos.
¿Qué porcentaje creen que serán capaces de cumplir al final del mandato?
Vamos a intentar llegar a lo máximo posible, porque creemos que son programas compatibles y buenos para los ciudadanos.
Volviendo a la pandemia, ¿está satisfecho de cómo ha gestionado la situación el Ayuntamiento?
Desde el primer momento tomamos decisiones, mucho antes incluso que se declarará el estado de alarma, para evitar la propagación de este virus en la ciudad. La protección de los abulenses ha sido fundamental. Hemos trabajado en todos los ámbitos, lealmente, colaborando con todas las administraciones, y en aquellas competencias que son municipales. Hemos desinfectado todas las calles, parques, jardines y aceras de la ciudad. Hemos trabajado para ayudar a las residencias de mayores para tener desinfectadas sus zonas comunes. Con el servicio de bomberos hemos desinfectado por dentro de las propias residencias o en espacios públicos, y hemos facilitado el frenar ese virus que tanto daño nos ha hecho.