Adam Yates vuela en Jebel Hafeet

EFE
-

El británico encarrila el Tour de EAU tras imponerse en el primer examen de montaña con una victoria contundente sobre sus rivales

Adam Yates vuela en Jebel Hafeet

El británico Adam Yates (Mitchelton Scott), con una soberbia demostración en solitario, se mostró intratable en el ascenso a Jebel Hafeet y se convirtió en dueño y señor del Tour de los Emiratos, estableciendo diferencias superiores al minuto respecto a sus rivales directos.

Yates (Bury, 27 años) apareció con fuerza nuclear en el primer examen de montaña de la ronda emiratí en Jebel Hafeet, donde no admitió discusión. Su monólogo a partir del cartel de 7 kms a meta se tradujo en victoria contundente, virtualmente definitiva, aunque la prueba vuelve a esta misma cima el próximo jueves.

El líder del Mitchelton cruzó la cima con un tiempo de 4h.42.34, a una media de 39.07 kms/hora en los 184 kilómetros de trayecto entre Al Qudra y la meta elevada.

Golpe que acusaron todos los rivales, unos más que otros. El esloveno Tadej Pogacar, reciente ganador de la Vuelta a la Comunidad Valenciana, se vio impotente para echar el lazo a Yates y hubo de conformarse con la segunda plaza a 1.03 minutos. Después entró un grupo con Lutsenko, Majka y Gaudu a 1.30 y otro a 1.56 con Gork Izagirre y Jesús Herrada, los primeros españoles.

No fue buen día para Alejandro Valverde, que entró a 2.37 de Yates, descolgado y fuera de la disputa de la etapa. Muy lejos del recuerdo de hace justo un año, cuando el murciano estrenó el maillot arcoíris de campeón mundial en Jebel Hafeet.

En cuanto a Chris Froome, el final de etapa fue un calco a la víspera en Hatta Dam, perdió contacto con el grupo principal en cuanto se elevó la carretera.

La general se define. La superioridad mostrada por Yates le permite ser una apuesta segura al triunfo final. Y las diferencias son apreciables teniendo en cuenta que etapa complicada solo resta la del jueves en idéntico escenario. Supera en la general en 1.07 a Pogacar y en 1.35 al kazajo Alexei Lutsenko. El primer español es Herrada, noveno a 2.06.

La fuga del día no tardó en formarse, si bien el resultado de la misma estaba más que cantado ante los intereses de los jerarcas de la general, que tenía su día para establecer diferencias. Ajenos al detalle se marcharon Buyst (Lotto-Soudal), Campenaerts (NTT), Marengo (Vini Zabú) y Steels (Deceuninck Quick-Step).

Las diferencias no llegaron a superar los 5 minutos, pero para evitar sustos el UAE trató de estabilizar la aventura para terminar de diluirla a 13 kilómetros de meta, o sea, a 3 del inicio del ascenso, donde el decorado cambió por completo.