CSIF, CCOO y UGT plantan a Educación por las 35 horas

SPC
-

Los tres sindicatos acusan a la Junta de aplicar "posiciones economicistas" y asentados en los "recortes"

Los sindicatos CCOO, UGT y CSIF se concentran por la negativa a negociar las plantillas de docentes de cara al próximo curso académico 2020-2021, y por la no aplicación de las 35 horas semanales entre sus trabajadores. - Foto: Ical

Los sindicatos CSIF, Comisiones Obreras (CCOO) y UGT plantaron hoy a la Dirección Provincial de Educación de Valladolid para la negociación de las plantillas de docentes para el curso 2020-2021 al considerar que la  Junta acude a la reunión con “criterios impuestos” y sin haber cumplido los compromisos firmados con los empleados públicos como la recuperación de la jornada de 35 horas. Las centrales sindicales acusan a la Consejería de Educación de ocultar información con el objetivo de no aumentar las plantillas y apostar por “criterios economicistas”, que están asentados en los  “recortes” y no tienen en cuenta las necesidades pedagógicas ni la “desigual” distribución de la población en la provincia.

Medio centenar de delegados de los tres sindicatos se concentró a las puertas del edificio de Usos Múltiples, donde se encuentra la Dirección Provincial de Educación de Valladolid, mientras las organizaciones sectoriales Anpe y Stecyl negociaban las plantillas docentes. Los portavoces de CSIF, CCOO y UGT calificaron el encuentro como “pseudonegociación” y “pantomima”, además de estar “viciado” desde el principio.

El comunicado que leyeron se refería a su negativa de entrar a la reunión para negociar las plantillas docentes, “mientras los criterios de matriculación, ratios y horario lectivo no sean acordados con las organizaciones sindicales, incluyendo el acuerdo de la jornada de 35 horas, y no cambie la actitud de la Dirección Provincial”.

José Gerardo García, de UGT, apuntó que la Consejería de Educación contempla la supresión de diez plazas de maestros en la provincia de Valladolid cuando los sindicatos consideran que se deberían crear entre 25 y 30 plazas, teniendo en cuenta los criterios de reducción del número de docentes y la atención al alumnado con necesidades educativas. En ese sentido, criticó a la Dirección Provincial por no facilitar información sobre los cupos a los sindicatos. “No sabemos la plantilla real ni actualizada de cada año, como ocurre con el alumnado de necesidades educativas al facilitarnos los datos de septiembre”, lamentó.

Lo mismo ocurre con las plazas relacionadas con la atención a la diversidad que, año tras año, salen en comisión de servicios, lo que demuestra que la necesidad es “patente” y “repetida”, pero la Consejería no incluye la totalidad del alumnado de todos los centros. Pablo Redondo, de Comisiones Obreras, también puso el ejemplo el caso del nuevo instituto de Arroyo de la Encomienda, que, pese a abrir el curso pasado, ya ha nacido pequeño. No en vano, precisó que se puso en marcha con cuatro unidades (clases) por curso y ahora ya hay cinco. “Eso obliga a trasladar a alumnos y la gran beneficiada es la escuela concertada. La repercusión de la bajada de la natalidad solo ha afectado a los centros públicos”, sentenció. El portavoz de CCOO aseguró que la atención correcta pasa por contar con un buen profesorado y por reducir los ratios de alumnos por aula.

Por último, el representante de CSIF Jesús Freire criticó que la Junta considere la educación como un gasto, lo que obliga a ahorrar, en lugar de verse como una inversión a futuro. “Debe haber una apuesta clara por la educación porque es algo que influye en el desarrollo futuro del territorio”, apuntó.