David González enseñó cómo plantar un huerto en la terraza

D.C
-

Este profesor en el Máster en Biotecnología Agroalimentaria e investigador del CSIC dio eficaces consejos para que esa apuesta por la naturaleza en miniatura sea un éxito

David González enseñó cómo plantar un huerto en la terraza

La última sesión de las Jornadas Virtuales Multidisciplinares de la Universidad Católica de Ávila de esta semana contó este jueves con la participación del doctor David González Catalayud, profesor en el Máster en Biotecnología Agroalimentaria e Investigador contratado en el Instituto de cerámica y vidrio del CSIC, que explicó de forma sencilla y eficaz cómo plantar un huerto en una terraza... y que esa apuesta por la naturaleza sea un éxito.
Para comenzar, David González, diferenció dos tipos de cultivo: con sustrato e hidropónico. El primero se refiere al tradicional con tierra, y el segundo requiere menos suelo al utilizar disoluciones minerales.
Para poder llevar a cabo ese huerto, ofreció tres consejos muy prácticos: el primero, tener en cuenta la orientación de la casa, debido a que no todas las plantas necesitan la misma luz, y en función de ella hay que elegir aquellas que sean aptas y adecuadas para los rayos de sol que recibe el espacio; el segundo, el lugar dónde se desarrollará la planta, teniendo en cuanta que lo más importante es que el recipiente sea poroso como la cerámica o la madera, ya que al utilizar macetas de plástico o metal, no dejará respirar a la planta, el agua no se evaporará y por tanto se cocerá. En este sentido, el ponente indicó que para comenzar a plantar las semillas, ese tipo de macetas de plástico podrían servir pero que, en el momento que empiece a crecer, se deberá trasplantar. En ese punto, ha explicado González, podemos reciclar los tubos de cartón del papel higiénico para depositar la planta con tierra hasta que crezca más y ya se pueda pasar a un tiesto de cerámica o de madera.
El tercer consejo fue que debemos tener en cuenta que el sustrato se debe elegir en función de los requerimientos de la planta. Normalmente, indicó el profesor, se empieza con uno genérico de manera que favorezca el crecimiento de las raíces. Una vez produzcan el fruto, se puede cambiar con un sustrato más adecuado al tipo de planta elegido.