Un punto de encuentro para sostener el mundo

Raquel Santamarta
-
Un punto de encuentro para sostener el mundo

El primer 'marketplace' de voluntariado corporativo organizado por Voluntare, Endesa y Corresponsables acogió 48 proyectos de una treintena de ONGs que fueron 'vendidos' a más de 80 empresas

Regalar compañía para dar respuesta a la soledad de los más mayores, mejorar los hábitos y habilidades de los reclusos de cara a su reinserción en la sociedad, acercar otras culturas a los niños ingresados para humanizar su estancia en el hospital de la mano de la realidad virtual, dejar huella en los jóvenes en riesgo de exclusión social a través de la mentoría, ayudar a volar a las personas con discapacidad intelectual gracias a su formación en talleres de drones, fomentar la igualdad de género entre la población gitana, sensibilizar sobre la degradación de la Tierra invitando a limitar el uso de plásticos, reciclar y colaborar en programas de limpieza… Hasta 48 proyectos se ‘vendieron’ ayer en el primer marketplace de voluntariado corporativo organizado por Voluntare, Endesa y Corresponsables. Un foro en el que, bajo el título Punto de Voluntariado, cada una de las entidades del tercer sector dispuso de 99 segundos, menos de lo que dura un viaje en ascensor, para mostrar su labor y persuadir al público.

Breves intervenciones que abrieron la puerta a conversaciones profundas en una Sala de Exposiciones de Endesa convertida en un espacio de networking, donde más de 80 compañías y una treintena de ONGs intercambiaron contactos, ampliaron la información y estrecharon lazos durante cerca de dos horas. Desde Acción contra el Hambre, expusieron su Challenge Interempresas, una carrera que tiene como objetivo recaudar fondos para combatir la desnutrición infantil desde un enfoque “solidario, divertido y saludable”. En este sentido, las aportaciones las realizan las empresas, donando diez euros por cada kilómetro recorrido por sus empleados en la competición.

Por su parte, la Fundación Adsis llegó al marketplace con sus Entrevistas a toque de silbato, un proyecto en el que voluntarios entrenan a jóvenes para enfrentarse a procesos de selección con garantías. “Se trata de que ganan confianza”, según indicaron. En este sentido, la Fundación Integra también defendió ante cerca de 200 personas una iniciativa orientada a luchar contra la exclusión social mirando hacia el empleo. Porque, según remarcaron, “hay personas que necesitan volver a empezar”. Pero, para conseguirlo, “primero deben deshacerse del miedo y las inseguridades”.

Realidades cercanas que a veces son ajenas, como la de la presencia del hambre en los colegios. Desde Cruz Roja se invitó a apoyar su programa de recogida de alimentos para que los niños que viven por debajo del umbral de la pobreza puedan desayunar y merendar todos los días. Y hablando de centros escolares, la Fundación Creality presentó una terapia de las que dejan huella. Un programa de intervención asistida con animales, un taller canino para pequeños con síndrome de Down cuya copia extra del 21 no es un obstáculo para mostrar sus emociones y trabajar su autonomía. Y si es con el mejor amigo del hombre mejor.

La cooperación internacional es la razón de ser de las iniciativas presentadas por entidades como Codespa, con sus Profesionales para el desarrollo en Ecuador, Perú, Bolivia, Guatemala y Marruecos; o AIPC Pandora, que trabaja por el desarrollo comunitario y el emprendimiento de la mujer en Guatemala, así como por la alfabetización tecnológica en el sur de la India y la educación en el Atlas marroquí.

El director general de Recursos Humanos y Organización de Endesa, Andrea Lo Faso, destacó la apuesta de la eléctrica por el voluntariado corporativo como “un elemento estratégico esencial” a impulsar en su visión de “desarrollo sostenible”. “Las empresas las hacen los empleados”, aseguró Lo Faso apuntando a “una oportunidad” para seguir creciendo. Y los empleados que lo practican desarrollan, en palabras de Benedetta Falletti, coordinadora de Voluntare, “una serie de competencias muy valoradas en el ámbito profesional”. En Endesa, desde 2015, se han desarrollado más de 34 acciones de proyectos de voluntariado, en los que han participado más de 1.750 voluntarios y se han beneficiado casi 20.000 personas.

“Para que nadie se quede atrás”.

Por su parte, el Alto Comisionado para la Agenda 2030 del Gobierno de España, Federico Buyolo, habló de una “alianza global” en el marco de un “nuevo lenguaje universal” ligado a “grandes políticas y pequeñas acciones” para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. “No podemos mirar a los ojos de nuestros hijos y decirles que van a vivir en un planeta peor”, puso de manifiesto incidiendo en la importancia de “transformar el mundo para que nadie se quede atrás”. “Iniciativas como ésta reflejan la voluntad de conseguirlo”, según concluyó.