Investigación puntera contra el sida con acento abulense

M.R
-
Investigación puntera contra el sida con acento abulense

José Carlos Valle es autor de un reciente estudio sobre el VIH realizado en el Instituto Pasteur, investigación que abre una vía de esperanza a los enfermos

La historia con la que estrenamos el año es la de quien ha cumplido un sueño y, al mismo tiempo, contribuye con su trabajo diario a mejorar la sociedad en la que vive. ¿De qué forma? Nada más y nada menos que ofreciendo esperanza a las personas afectadas por VIH. Nuestro protagonista se llama José Carlos Valle, es abulense, doctor en Farmacia, investigador del Instituto Pasteur de París durante casi cuatro años y autor de una reciente investigación que abre un nuevo camino en la lucha contra el virus del sida al haber descubierto una vía para eliminar las células infectadas. «Los tratamientos de VIH son muy eficaces, pero una vez que una célula está infectada puede quedar así durante un largo período de tiempo» con el riesgo de que «en cualquier momento puede ‘despertarse’ y producir virus», nos explica. «Lo que hemos hecho con el estudio es encontrar una manera para que, conociendo su estado metabólico, podamos ‘matar’ esa célula y en vez de estar 60 años en el cuerpo pueda estar 30 años», detalla. El «beneficio» radica en que si se confirma la «nueva pista» que abre esta investigación llevada a cabo por él los pacientes de VIH no tendrán que «tomar medicación durante toda su vida», sino que «podrá dejarlo en un determinado momento porque quedarán tan pocas células infectadas en su organismo que su propio sistema inmune podrá controlar la infección». Para un investigador como José Carlos Valle trabajar en el prestigioso Instituto Pasteur fue una «gran oportunidad profesional» que ha sabido aprovechar a base de horas en de trabajo laboratorio, esfuerzo y dedicación que ya demostró en los años precedentes, cuando tras defender su tesis doctoral en la Universidad de Salamanca sobre Metabolismo en Células Gliares se marchó a Nueva York «porque quería aprender más sobre los virus» y a ello dedicó los tres años y medio que permaneció en el Albert Einstein College of Medicine. Después de esa intensa etapa recaló en París, donde llevó a cabo este importante estudio en el Instituto Pasteur. En la actualidad sigue residiendo en Francia, aunque ahora trabaja para la Agencia Francesa de Sanidad, donde sigue «trabajando en virología».