La adopción sigue bajo mínimos, con sólo tres casos en 2019

M.M.G.
-

Las tres adopciones llevadas a cabo fueron de menores de origen español y se tramitaron otras tres solicitudes

La adopción sigue bajo mínimos, con sólo tres casos en 2019

Parece que cada vez son menos los abulenses que se animan a ampliar la familia a través de la figura de la adopción, ya sea nacional o internacional.
Según los datos facilitados a este diario por la Junta de Castilla y León, el año pasado apenas se hicieron efectivas tres adopciones, de las cuales, todas, tuvieron como protagonistas a niños con origen español. En cambio ninguna familia creció con un nuevo miembro con origen extranjero.
Si bien esas tres adopciones no son la cifra más baja del histórico de los últimos once años (se tocó fondo en 2017 con una única adopción de un menor llegado desde fuera de nuestras fronteras) sí que viene a consolidar la tendencia a la baja de estos últimos once años.
Según marcan las tablas, en el año 2008 se adoptaron de manera efectiva en Ávila a ocho menores (seis extranjeros y dos nacionales)y en 2009 fueron siete los niños adoptados, todos ellos enmarcados en los trámites de adopción internacional.
Fue en 2010 cuando se alcanzó el ‘récord’ de adopciones en el periodo de tiempo que estamos analizando: 17 niños fueron adoptados en Ávila ese año. De ellos, once procedían de fuera de nuestras fronteras y seis, de España.
A partir de ese año comenzó el descenso progresivo en lo que a adopciones se refiere. Y así, en el año 2011 se contabilizaron diez adopciones (cinco de cada modalidad), mientras que en 2012 las adopciones se quedaron en seis (cuatro extranjeras y dos nacionales), las mismas que se registraron en 2013, aunque en este caso abundaron las internacionales: cinco frente a una única nacional.
En 2014 las adopciones subieron a las siete (tres internacionales y cuatro nacionales respectivamente) y en 2015 bajaron un poco más: fueron cinco únicas adopciones (tres nacionales y dos extranjeras).
2016 sumó un nuevo descenso hasta llegar a las tres, las mismas, por cierto, que el año pasado. Y fueron dos nacionales y una extranjera. Y en 2017 se alcanzó el mínimo histórico con una única adopción, antes ya mencionada.
Un año después las cifras subieron hasta las siete, con tres internacionales y cuatro nacionales. Y 2019 se cerró con las tres adopciones apuntadas.
solicitudes tramitadas. Mención aparte merecen las solicitudes de adopción tramitadas en cada momento. Aunque lo cierto es que su descenso va de la mano del de las adopciones efectivas.
En los últimos once años se han tramitado en la Junta de Castilla y León 143 ofrecimientos de adopción, de los cuales 88 fueron para niños de origen extranjero y el resto, 55, para niños de procedencia nacional.
El año pasado apenas se tramitaron en Ávila tres ofrecimientos. No es la cifra más baja (en 2015 se alcanzó el mínimo con dos nuevos expedientes abiertos) pero dista mucho de las 33 peticiones alcanzadas en 2010, el año más movido en el ámbito de las adopciones (recordamos que ese año se alcanzó también el máximo de adopciones efectivas, con 17 casos). 
Si repasamos todo el histórico podemos apuntar que en el año 2008 se gestionaron 18 ofrecimientos (17 nacionales y uno extranjero); en 2009 fueron 21 (doce y nueve respectivamente); en 2011, 14 (con tres y once); en 2012, 13 (uno y doce); en 2013, diez (dos y ocho); en 2014, ocho (uno y siete); en 2015, dos (los dos nacionales); en 2016, once (tres y ocho); en 2017, seis (dos y cuatro); y en 2018, cuatro (con tres y uno respectivamente).

Lea la información completa en la edición impresa.