Negocios que salen reforzados

Carlos Cuesta (SPC)
-

La crisis del coronavirus ha fortalecido el tejido de las industrias que emplean una tecnología avanzada en sus sistemas productivos para la comercialización de bienes y servicios con un mayor valor añadido

Negocios que salen reforzados

Frente al pesimismo generalizado de la mayoría de los empresarios sobre el futuro de sus negocios tras la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, hay ciertos modelos de corporaciones que, ante esta situación inédita, han visto una buena oportunidad para seguir creciendo y, de hecho, han multiplicado su facturación de forma casi exponencial.
El caso quizás más destacado es el de la multinacional estadounidense Zoom Video Communications que ha pasado de tener 10 millones de usuarios a finales de 2019 a más de 200 millones a finales de marzo y 300 al terminar abril, debido a uso de las video llamadas múltiples durante las semanas de confinamiento que se han vivido en muchos países del mundo. Como dato comparativo, Instagram tardó tres años en conseguir lo que logró esta app en el primer trimestre del año.
La asimilación de la digitalización por parte de la sociedad se ha acelerado en unas semanas más que en la ultima década. Los ciudadanos recurren a internet casi para todo: en busca de información, para comunicarse con su familia, para trabajar, para hacer la compra e, incluso, para divertirse. El teletrabajo ha hecho posible que muchas empresas mantengan su ritmo de productividad y la comercialización de sus bienes y servicios en niveles iguales o superiores a los de antes de esta crisis económica, en la que, además de no verse obligados a aplicar ningún ERTE, han elevado sus plantillas para atender las necesidades de sus clientes.
Es el caso de cadenas de alimentación como Mercadona, Carrefour o Hipercor que confirman que han contratado a más personal para dar servicio a sus clientes ante el aumento de pedidos y del consumo.
 Lo que ya nadie duda es que actividades como el teletrabajo han venido para quedarse y la COVID-19 acelerará una serie de negocios ya existentes, como los servicios digitales o los de pagos virtuales.
Otras actividades que también se han visto reforzadas son, por ejemplo, la industria de los videojuegos online que primero se disparó durante el confinamiento en China y posteriormente por todo el planeta, incluido España.
Además, servicios como la entrega de comida a domicilio solicitada por internet se ha disparado entre empresas como Deliveroo o Glovo. También el comercio electrónico ha dado un avance gigantesco en un momento donde su crecimiento ya era muy importante ante una demanda sin precedentes de productos de primera necesidad y también de ocio. Lo mismo ha ocurrido con plataformas de contenidos digitales y entretenimiento como Netflix, HBO, Amazon Prime y Disney+, que han visto incrementar sus suscripciones de manera exponencial durante el confinamiento. Las principales redes como Whatsapp, Facebook, Twitter o Instagram han marcado niveles récords históricos.
Un caso muy singular es el del fabricante estadounidense de papel higiénico Scottex, Kleenex, los pañales Hyggies y otros productos de uso personal que ha multiplicado sus beneficios en el primer trimestre de 2020 gracias al acopio de los hogares de este tipo de productos ante el avance de la pandemia. La firma declaró unas ganancias de un 45% más hasta marzo, respecto al mismo período del ejercicio anterior con un volumen de negocio de 608 millones de euros.
La valoración bursátil de estas sociedades  de éxito se han visto incrementada durante el mes de abril un 19,4% en el caso de Amazon, un 17,9 Alphabet (Google) o un 10,9% Netflix, aunque, no todo ha sido positivo para estas corporaciones. Amazon, por ejemplo, que ha sumado 16 millones de abonados más en este período y ha disparado un 26% sus ventas, ha ganado un 29% menos hasta marzo por el aumento de los costes de logística.
Asimismo, Alphabet, la matriz de Google ha elevado sus ingresos un 13% superando todas sus previsiones hasta sumar 38.000 millones de euros de volumen de facturación en el primer trimestre, pero ha visto una significativa reducción de sus ingresos por gestión de anuncios publicitarios en marzo ante la paralización de la actividad industrial y el comercio.
En España, Inditex se ha visto obligada a ampliar turnos para poder gestionar los miles de pedidos que ha registrado en este tiempo de confinamiento en más de 300 tiendas, la mayor parte de Zara, doblando el número de contratos laborales en estas tareas. La firma de Amancio Ortega ha repuntado en Bolsa un 26,6% en las últimas semanas gracias a su solidez financiera y a la actitud de apoyo ante la pandemia con la ingente aportación de cientos de millones de euros en respiradores, mascarillas, batas y EPIs para el sector sanitario español en un momento crítico.
Los grandes ganadores de la crisis son las farmacéuticas como Gilead o Inovio que trabajan en el desarrollo de la vacuna de la COVID-19, así como PharmaMar que se disparó el pasado 14 de marzo en Bolsa un 70% tras anunciar que uno de sus medicamentos podía paliar los efectos del coronavirus.

 

Éxito

En este contexto, los economistas señalan que los negocios con más posibilidades de éxito después de esta grave epidemia serán los dedicados al renting o alquiler, las empresas de reparaciones, el sector del reciclaje, el deporte online, el cuidado de la salud, la industria de los cosméticos, los servicios financieros que aporten valor y seguridad, los seguros, la logística, el desarrollo de aplicaciones digitales o el sector del lujo.