Lo primero, tener claras las cuentas

A.S.G.
-

Las renovaciones en el Real Ávila, pendientes de la continuidad de los patrocinadores. Quiénes van a seguir está claro, pero no habrá oferta final «hasta que no sepamos cuánto se les puede ofrecer»

Lo primero, tener claras las cuentas - Foto: David Castro

Paso a paso. Cada cosa a su tiempo. Y los tiempos en estos momentos en el Real Ávila, aunque parezca que se han detenido después de unos días en los que se sucedieron las noticias con renovaciones, bajas y el relevo en el banquillo, no se han detenido en los despachos del Adolfo Suárez. Ni mucho menos. La configuración y hoja de ruta para la plantilla 2020-2021 está más que clara. Quienes van a seguir y quienes pueden llegar está sobre la mesa, pero para confirmarlo antes toca confirmar algo más importante, el presupuesto. Y es que el teléfono de los jugadores, que saben que el club cuenta con ellos, no volverá a sonar hasta que en las oficinas encarnadas empiecen a tener claro por dónde irá encaminado el presupuesto de una próxima campaña, donde los equipos, con la que ha caído y puede caer, deben hilar muy fino.
Se marchó Jonathan Prado, se supo de la renovación de Llorián, se comunicó las bajas de Rafa Álvarez, Sergio Rivera y Cristo en una misma jornada y las redes sociales, los rumores y los ‘mentideros’ se adelantaron al club a confirmar el regreso al Adolfo Suárez del madrileño José Manuel Jimeno, que espera que la situación de desescalada haga posible su presentación, como la del nuevo proyecto para la cantera encarnada. Si esta semana es posible, confirman desde el Real Ávila, podría haber nevas noticias sobre nuevas renovaciones, pero la prioridad pasa en estos momentos pasa por lo económico.
Hasta que el club no tenga confirmada la continuidad de los patrocinadores no habrá ofertas encima de la mesa. Quieren ser realistas desde el club encarnado. No habrá renovaciones «hasta que no sepamos cuánto se les puede ofrecer» señalan estos días. Quieren acelerar los pasos todo lo posible, pero no menos ser conscientes de la situación económica de cara a una temporada en la que quedan por concretar aún muchas cuestiones. Si la temporada se realiza o no a puerta cerrada, si hay taquilla y abonados, la continuidad de los patrocinadores o la propia estructura de la competición, que afectará al número de partidos o desplazamientos, son sólo algunas de las variables que deben contemplar desde un club que tienen claro con quiénes quieren seguir contando para la nueva temporada. Aunque de puertas hacia afuera pueda parecerlo, en el Adolfo Suárez no están parados. Inclusive se corre más que nunca.