La movilidad laboral deja un saldo de -5743 contratos

M.E
-

De los 45.629 contratos registrados hasta el tercer trimestre de 2019, 37.933 permanecieron en la provincia y 7.696 llegaron de fuera. Frente a éstos, 13.439 contratos salieron de Ávila, dejando un saldo negativo

La movilidad laboral deja un saldo de -5743 contratos - Foto: Alberto Rodrigo

La despoblación avanzó en la provincia en el año 2019, según los indicadores del INE todavía provisionales, y junto al descenso en los nacimientos encontramos otra explicación para la pérdida paulatina de habitantes en este caso en el ámbito de la contratación, la de la movilidad laboral. Un fenómeno que continuó en el año que acaba de concluir, como ya lo había hecho en ejercicios anteriores, y que, a falta de los datos del último trimestre, deja un nuevo saldo negativo de contratos en el conjunto de la provincia de Ávila. De ello se desprende que del mercado laboral abulense siguen saliendo más trabajadores con contrato de los que llegan al mismo.
En concreto, según se recoge en los distintos boletines trimestrales que publica el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y que analizan la movilidad geográfica por motivos laborales (excluye los desplazamientos que no van acompañados de un contrato laboral registrado), entre los meses de enero y septiembre del año 2019 la diferencia de los contratos de trabajadores que se incorporaron a la provincia frente a los contratos de los que salieron fue de -5.743. De esta manera, Ávila continúa siendo una provincia emisora, la denominación que el SEPE da a los territorios que tienen un saldo negativo en la movilidad (los contratos que salen son más que los entran en la provincia).
En relación al 2018, y a falta de la evolución del tramo final del año, no se aprecian diferencias significativas. El saldo negativo se mantiene, si bien la brecha se agranda ligeramente, no en vano en los tres primeros trimestres de 2018 la movilidad laboral dejaba un saldo de -5.700 contratos y un año después la cifra aumentó ligeramente hasta los -5.743.
Así, entre los meses de enero y septiembre del año pasado se formalizaron en la provincia de Ávila 45.629 contratos, de los que 37.933, el 83% del total, permanecieron en el territorio –la provincia de residencia del trabajador coincide con la del puesto de trabajo del contratado–. Junto a éstos, hubo 7.696 contratos entrantes, lo que significa que casi ocho mil contratos implicaron el desplazamiento de trabajadores a la provincia que tenían su residencia anterior en otra diferente. Con todo, también se produjo el viaje a la inversa, no en vano se contabilizaron 13.439 contratos salientes, esto es, casi 13.500 contratos de trabajo que conllevaron el desplazamiento de trabajadores desde Ávila, la provincia de residencia, a otro territorio donde estaba ubicado su puesto de trabajo.