Sale a subasta la sede de la Cámara de Comercio de Ávila

J.M.M.
-

La Tesorería General de la Seguridad Social ha fijado para el 7 de agosto, a las 11,00 horas, en su sede de Ávila la enajenación de este bien por embargo, siendo el importe de salida de 1,5 millones de euros

Sale a subasta la sede de la Cámara de Comercio de Ávila - Foto: Isabel García

La Tesorería General de la Seguridad Social subastará el próximo 7 de agosto, a las 11,00 horas, la Casa-Palacio del Regidor Navarro, sede de la Cámara Oficial de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Ávila, como bien embargado para hacer frente a la deuda que tiene contraída la institución cameral con este organismo.
Según se publica en la página web de la Oficina de Subastas de la Tesorería General de la Seguridad Social, el bien está tasado en 1.511.581,30 euros, y ese será el importe de salida de la subasta, que se celebrará en la sede de la Tesorería General de la Seguridad Social en Ávila. 
Este palacio, ubicado en la calle Eduardo Marquina número 4, consta de plantas baja y principal, con varias habitaciones y dependencias, patio central, cebadero, cochera, un patio con entrada por puertas carreteras sitas en la Travesía de Santa Catalina y otro colindante con el resto de la finca de que se ha segregado. En cuanto a la superficie, según la inscripción registral, asciende a 986,68 metros cuadrados, de los que 641,29 metros cuadrados corresponden a la parte edificada; 145,23 metros cuadrados al patio con entrada por la Travesía de Santa Catalina; y 199,68 metros cuadrados, al otro patio. Según certificación catastral, la parcela mide 1.040 metros cuadrados y la superficie construida es de 1.626 metros cuadrados.
Hay que recordar que la sede de la Cámara de Comercio de Ávila no tiene ninguna actividad después de que el pasado mes de diciembre su último presidente, David Sahagún, así como los miembros del Comité Ejecutivo y del resto de integrantes del Pleno, presentasen su dimisión «por motivos personales». Esta dimisión llegó después de que la mayoría del personal de la institución hubiese rescindido su contrato ante los supuestos impagos que venían sufriendo. 
La Junta de Castilla y León, a través de la Dirección General de Comercio y Consumo, como entidad tutelante de estas instituciones, decidió constituir una Comisión Gestora «con el objetivo de mantener el gobierno de la corporación». El acuerdo de crear la gestora, dijeron en aquel momento desde la Junta, se adoptó durante una reunión con la Ejecutiva saliente que sirvió además «para agradecer el trabajo que ha venido desempeñando desde su toma de posesión, el 17 de abril de 2017, y para asegurar que la voluntad de la Comisión es garantizar las actividades de gestión, administración y representación indispensables para el funcionamiento ordinario de la corporación».
Durante el encuentro, en el que también ha participado el delegado territorial de la Junta en Ávila, se puso de manifiesto que el objetivo último de la medida era volver a garantizar la prestación de servicios a las empresas, de modo que cuenten con un instrumento de desarrollo económico en las zonas donde ejercen su actividad.
En esta tarea –aclaraban desde la Junta– la Comisión Gestora cuenta con la colaboración del Consejo Regional de Cámaras, que mostró su disposición a colaborar en todas aquellas actuaciones y tramitaciones que se le requieran. Posteriormente, por resolución de 17 de enero de la Dirección General de Comercio y Consumo de la Junta de Castilla y León, como órgano tutelante, se encomendó al Consejo de Cámaras de Castilla y León asumir las actividades de gestión, administración y representación de la Cámara hasta la convocatoria de nuevas elecciones.